Manerasdevivir.com - Noticias del rock

21 de septiembre de 2021 | Publica tus noticias A veces duele más que un látigo, vivimos bajo un cielo hermético

Destacados
Desakato
Crónica del concierto en la Plaza de Toros de Toledo
Concierto de Robe en Madrid
Reportaje dee Mikel Masa y Verónica Aguilera
El Drogas
Info. sobre su nuevo disco libro
Viña Rock Libres
Avance del cartel y entradas
Fito&Fitipaldis
Cielo hermético. Buen tema para el segundo single
Gira despedida Extremoduro cancelada
Plazo para solicitar la devolución hasta el 30S
Robe Iniesta
Presentación de las fechas de la gira Mayéutica
Kutxi, de Berriozar
Documental ya disponible.
Obús cancela su concierto con Los Barones
El comunicado de Rock Contra el Fascismo colma el vaso
Yo no soy Jesucristo García
Documental sobre la vida de Salo
La Pegatina
Crónica del concierto en el Wanda
Evaristo Páramos
El de La Polla abre página web
Entrevista a Mägo de Oz
Hablamos de «Bandera negra», la eutanasia, la pandemia y sus negacionistas...
Mayeútica
El nuevo disco de Robe
Boni
Se prepara un disco homenaje
Extremoduro
Descarga el concierto en el Festimad 97
La Polla Records
Prescinden de Txiki para el resto de la gira

Vídeos Recomendados
Capitán Cobarde
El Juguetito
Villano Vil
La Matanza
El Drogas
Dejándose la piel (nos incendian esta tierra)
La Plaga N11 + David Ruiz La M.O.D.A.
Mundo Salvaje
Fito&Fitipaldis
Cielo Hermético
Tako
Aunque nos cueste la vida
Kinki Boys
Mi hermana gemela
Poncho K
Fijo en las paredes
Adormidera
Donde el Credo Termina
Robe (Extremoduro)
Yo me quedo contigo aquí

Lanzamientos
Ya a la ventaCapitán Cobarde
A Tiro
N.E.0
Mosh
Mägo de Oz
...
Más información

Hoy
Distrito Rojo

24 Sep
Isabel Marco
Villano Vil

01 Oct
Quique González
El Drogas

02 Oct
Solos

08 Oct
Leize

15 Oct
Joven Dolores
Rat-Zinger

29 Oct
Pipo & The Travelin' Band

05 Nov
Saratoga


Escuchas Recomendadas
Señor Koski Koski
La era de la estupidez
Automátic Kafka
Metamorphosis (LP)
Los Reconoces
X Dinero (Maqueta 1996)
Hijos de Nacho Vidal
Moralinas
Burninhell Carajillos
Satanas
Poncho K
Cuento sombrío
Capitán Cobarde
La quiero a morir
Platero y tú
Sin solución (Leño cover)

Redes Sociales
Facebook
Twitter
YouTube

Enlaces a mano
Foto de Boni en HD libre de derechos
10 discos de vinilo para regalar o para tu colección
Gira de Despedida de Extremoduro
Clasificados para músicos
Rap Kinki y Trap
Reportaje
Los Suaves
Especial
Extremoduro
Especial
Los festivales y la COVID-19
La fuerza mayor

Grupos
Uno al azar:
Voodoo Child

Publicidad Mdv
Promoción efectiva en Internet. Consúltanos

Histórico
Mp3
Vídeos
Citas y cosas

Colabora
Quieres escribir algo? Alguna noticia?
Somos más de 250.000 usuarios únicos mensuales

Mad Fest: Envidia Kotxina, Radiocrimen y Rat-Zinger

7 de marzo 2015, Sala Penélope (Madrid). Texto de Verónica Diez. Fotos de Patricia González

Mad Fest pretendía ser el primer gran minifestival de la temporada y cumplió las expectativas con creces, y no sólo a nivel de asistencia. La fiesta prometía ser mucha y al final “mucha” era poca para lo que realmente fue.

Tal vez fue el horario infantil o tal vez las prisas, la dificultad para aparcar… Lo cierto es que a las 20.05 horas, Radiocrimen abrían el festival y había como 40 personas en la sala. Realmente una pena, porque es uno de esos grupos que son ESPECTÁCULO, con mayúsculas, sí. Debo decir que esas 40 personas se transformaron en cerca de 200 en cuestión de minutos y para la tercera o cuarta canción la Penélope ya presentaba el aspecto que el grupo merecía, con la pista abarrotada y empezando a hacer calor.

Volviendo a esos minutos iniciales en los que la sala se llenó de los ritmos de “Terror” y “Control”, tras un primer vistazo, tuve la sensación de que el sonido no estaba haciendo justicia a los bilbaínos en relación a la vez anterior que les vi en Gruta77. Esa sensación se fue disfrazando con el paso de los segundos y con la aparición del público que comenzó arropar con sus coros y pogos a Radiocrimen ya en “Mis demonios”. Las tres primeras del “Mátame” dieron paso a las tres siguientes del “Antecedentes”. Al grito de “Fumar no mata, beber no mata… Amar mata” llegaron la de título homónimo, donde aparecieron los primeros espontáneos en el escenario, “Contenedores” con un Txarly Usher desatando sus dotes de teatralidad tapándose los ojos con un pañuelo de estampado de leopardo y reptando sobre las tablas y Luis Punk dejando la guitarra para hacerse cargo solamente del micro y ”Lágrimas de carretera”. Esta breve introducción en el “Antecedentes” quedó reducida a estos tres temas que dejó paso a un setlist compuesto prácticamente por el disco debut de los vascos a excepción de su tema inédito “Noches de alcohol” que llegaría en la décima posición.

Mientras tanto, “13 kalaveras” fue la excusa para que Txarly siguiera haciendo de las suyas, trepando por la estructura metálica que soportaba la luminaria de la sala, abriendo la boca de muchos de los que, imagino, no le habían visto todavía en su faceta de equilibrista. Hasta el ya mencionado “Noches de alcohol”, todavía quedaban “Burlar la ley” y “Buko”, pero no fue hasta “Los chicos ya no quieren llorar” donde realmente se desató la locura. Comentaban al comenzar el tema “Bueno, estamos bien de tiempo, increíble…” y el tema se alargó entre estribillos, Iñaki Gato de rodillas en el suelo tocando ante Javi Puñales y Txarly colgado del techo frente a la batería. Hasta un segundo espontáneo continuó la fiesta sobre el escenario.

“Hoy voy a decir algo que pensé que nunca diría y os deseo que perdáis la Esperanza”. Entre carcajadas y al grito de “Bastardos unidos” toma Podri posesión del micro para acabar “En las cloacas”.

Inicio electrónico y clerical para que Javi comenzara su doblete, esta vez con Rat Zinger, casi inmóviles sobre el escenario mientras se hacía el silencio para arrancar con “Dios salve a Ronnie Biggs” y “Dicen que soy”. Los madrileños traían la lección bien aprendida pero aun así y desde el micro, el grupo picaba a los asistentes con comentarios del tipo de “Poco ruido metéis, ¿no?”. Dicho y hecho. La reacción no se hizo esperar y las gargantas vociferaban las letras de “Aplastándote” y “Apártate”, llegando a la extenuación cuando sugirieron que “No habrá piedad ni para su puta madre”, temazo que empalmaron con L.E.Y., con Podri cantando de rodillas, tapándose los ojos y disparando al aire con sus dedos. El frontman de los Rat Zinger tenía su día vocal y teatral, y el show de los hijos bastardos del Papa estaba haciendo las delicias de los que no perdían ojo a lo que estaba aconteciendo.

Momento de parar, rezar y escuchar la particular oración que daba pie a “Amén”, para mi gusto el tema que mejor sonó de los Rat Zinger, al margen de la buena opinión que tengo sobre este tema desde la primera vez que sonó en mis auriculares.

“Narkosanto” y “Patria” fueron los siguientes y, para no dejar decaer el ambiente “Tenemos todavía 15 minutos ¿Cuántos hijos de perra habéis venido hoy?”. “Rock and roll para hijos de perra” fue otro de esos momentos destacables del show, con nuevos espontáneos y Pinky marcando cuernos; probablemente sólo superado por “Tenéis speed?” donde tuvieron que “llamar a Bruno para que ponga orden. Nos ha prometido la camisa hawaiana”. Y poner orden no puso, más bien desorden, pero Bruno Peinado la camisa hawaiana la llevaba y la lió. Todo ello con una petición de los Rat Zinger antes de que dejara la palestra: “A ver si el maestro nos hace un montaje con un tiro así de largo”.

“Bueno, nos tenemos que marchar, pero aquí no ha acabado nada” y aunque el público no parecía muy convencido con el punto y final, satisfechos quedaron a ritmo de “9mm”. “Haced siempre lo que os salga de los cojones. Agur cabrones. Eskerrik asko y vamos a hacernos la foto de los cojones”.

Y como no hay dos sin tres, Hugo Laborda va dando los primeros golpes a la batería mientras la intro da paso a los Envidia Kotxina. Los primeros pogos no se hicieron esperar con “Por lo visto” y “Daños colaterales”, hasta el punto de que, en determinados momentos, la gente se movía y te arrastraba tres metros.

“Aupa Madrid, hoy jugamos en casa. Gracias por acompañarnos en este recorrido por el XX Aniversario. Vamos a dar un paseo desde la actualidad al Kampos de exterminio. Al que no sude, le espero en la calle”. Y la amenaza surtió efecto, porque sudar sudamos y mucho.

Empezando por las más actuales “A ras del suelo”, “Mala patada”, “Día tras día” y “Somos”, llegamos a un breve apunte de telediario. Decía Ángel: “Lo que da pena es que aquello que escribíamos cuando todavía teníamos el pelo negro siga siendo de actualidad. Que tengan cuidado con lo que aprietan”. Hacían el primer tercio del setlist “Cuidado con lo que aprietas”, “Con y contra quién” y “Ke nunca enkuentren la paz”.

En los momentos para dedicatorias, toma Txafas el micro para “dedicar esta canción a mi hermana, que ayer fue su cumpleaños y todavía no le he regalado nada”. Entre risas de sus compañeros la respuesta de estos fue “El Txafas es único, le dedica a su hermana una canción de desamor”. Desamor o no, ese minuto de relax sirvió para coger un poco de aire pues mucha tralla quedaba por delante y las ganas de guerra y reivindicación eran todavía muchas. Así que tocaba el turno de “Por ké??”, “Se venden guerras” y “Alimañas”.

Aquí es debo hacer un inciso relativo al sonido nuevamente. El sentir general era que los grupos se estaban saliendo sobre el escenario pero no estaba sonando todo lo bien que nos tenían acostumbrados ninguno de los tres y, en este punto, el problema ya no era solamente que el sonido no fuera excesivamente limpio, sino que además empezaba a fallar la guitarra de Ziku. Hasta en tres ocasiones tuvo que prescindir de ella y dedicarse con exclusividad al micro. Incluso con el cambio de guitarra los problemas persistían, pero en este caso la experiencia sí que es un grado y tanto la habilidad de Ziku, como la rapidez de todos, salvó la situación.

Entre los problemas técnicos, que enturbiaron un poco las ejecuciones de “Historias en blanko y negro” y “De korazón”, los Envidia se vinieron arriba (y muy arriba) y desde aquí lo que quedaba iba en línea ascendente.

Sudor y avalanchas para acompañar “Deskiziao”, “El país de Alicia” y “Un madero, mil lapiceros” donde vuelven a surgir los espontáneos en el escenario, algunos para hacer unos breves coros en los micros, otros buscando saltar desde el borde de la palestra y sobrevolar la sala Penélope de mano en mano. Si debo destacar algo para hacer justicia a Envidia Kotxina fue este terceto, que estuvo especialmente bien posicionado en el repertorio.

Tras el ruido de las sirenas de policía, los madrileños reclaman nuevamente la presencia de su quinto kotxino, Bruno Peinado, que esta vez lucía también gafas de sol negras para interpretar “Polka miseria”.

Ahora que parece han cesado los problemas con la guitarra, los problemas los tenemos en la pista para mantener el equilibrio entre bailes y empujones. La Penélope está realmente abarrotada y lo que queda por delante no era peccata minuta, sino de pecado capital.

Descarga de temas casi sin respirar “Malos pensamientos”, “Mis pesadillas”, “A falta de paz, buenas son hostias”, “Estado policial”, “Ke asko, me apestas”, “No señor”, “Akaba ya!”, “La raba”, “Hoy no puedo kantar” y cerrando con lo prometido “Kampos de exterminio”.

“Tenemos tantos amigos entre el público que si los nombro a todos, me dejo a alguien seguro”, decía Ángel y con toda seguridad así habría sido.

Éxito del Mad Fest. Dos horas y media de música sin control y espectáculo en estado puro. Agotamiento extremo y esto, para muchos, solamente el principio de una noche para el recuerdo. Y de paso, un agradecimiento especial para Hugo Laborda por facilitarnos el setlist de Envidia Kotxina, que me dio un poco de respiro con la libreta y un poco más de rato para disfrutar del festival.

Radiocrimen

Rat-Zinger

Envidia Kotxina

Buscador
Publicidad
Banner Fito
Publicidad - Rock CD - Líderes en Fabricación de CDs
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - Gira de Ciclonautas

Array