Publicidad Breva Rock

Logotipo Manerasdevivir.com

26 de septiembre de 2018 | Publica tus noticias Mercaderes de deseos, habitantes de la nada

Entrevista a Rosendo. "Desde que tengo uso de razón los políticos mienten, es parte de su trabajo"

Noviembre de 2014. Por Fernando F. Garayoa

Claro. Directo. Sin regates. Rosendo hace bueno el dicho de que es el único Mercado fiable.

La ‘vergüenza torera’ se está quedando bastante corta...

Esto ya no es vergüenza, es desvergüenza nacional... Sabíamos perfectamente lo que pasaba desde hace muchos años pero nos lo van a tener que poner en bandeja para que la gente sea consciente.

¿El problema es que todo lo discutimos a toro pasao, y no movemos el culo para nada?

Hombre, si se pretende que los que arreglen las cosas sean los que están implicados, ¡estamos perdidos! Es muy difícil poner esto en orden... supongo que hay que empezar por independizar la justicia y que empiecen a poner penas... Pero ojalá tuviera yo el remedio. Lo que sí sé es que a estas alturas cualquier remedio es bueno, lo que no se puede hacer es dejarlo como está porque así no vamos a ningún lado.

Lo que es “evidente es que mienten, continuamente mienten”

Mienten, desde siempre. Desde que tengo uso de razón los políticos mienten porque forma parte de su trabajo, ni más ni menos.

Y frente a eso, lo jodido es que la respuesta es “mano dura para adoctrinar a los peleones” (‘Y venga vueltas’).

Exactamente. Es que es todo tan claro y tan evidente que yo lo vengo cantando desde hace mil años, lo que pasa es que tampoco trasciende. Y es algo que no solo lo digo yo, ni es que yo sea un iluminao, lo sabemos el 80% de la gente que ponemos los pies en la calle. Hemos ido aguantando y tragando porque los problemas que nos preocupan son mucho más cercanos, pero llega un momento en que la cadena va subiendo hasta el punto de que lo que origina los problemas cotidianos es la desvergüenza que tiene quienes controlan todo esto.

“He llegado hasta aquí por mis propios derroteros, después de regatear a rufianes y agoreros” (‘Haciendo cábalas’), ¿en todos los parajes cuecen y han cocido habas, incluida la música?

Está claro. Al final es una cadena y todos estamos ligados con el resto. La filosofía que nos han inculcado es la de sálvate como puedas, y es por ahí por dónde nos movemos la inmensa mayoría de la gente: primero soluciona tu vida y luego ya veremos lo que pasa. Así que, al margen de lo que digan o lo que hagan, tú intentas buscarte la vida de la manera que puedes para salir adelante

Dice Fito que le cuesta mucho escribir canciones de este tipo porque se caducan enseguida, parece que esta vez la caducidad va para largo en el caso de ‘Vergüenza torera’: sus temas valen para hace 30 años y para ahora mismo.

Es más, puedo retomar canciones desde el primer día que me puse a escribir y no solo no han caducado sino que están de plena vigencia.

“Soy lo que guardo, lo que doy, lo que no puedo evitar... Donde estoy, lo de ayer y lo de hoy. Lo que tengo que aguantar...”. En esta declaración de ser más que de intenciones no parece que haya muchas dudas, a pesar de titularse ‘Dubitando’.

A pesar de tenerlo tan claro siempre te cabe la duda (risas). Es un tema muy íntimo, en el plan de que todos tenemos algo de bueno y de malo y de todo lo demás, así que siempre hay dudas sobre como reaccionar.

¿‘A remar’, la canción con letra de tu hijo Rodrigo, parece enganchada ‘A la sombra de una mentira’?

No lo sé, pero es probable porque él tiene una forma de escribir un poco parecida al terreno el que yo me muevo, aunque la música que hace sea muy diferente. Creo que a la hora de escribir lo que cuenta son sus sentimientos y sensaciones, y no sé si por genética o por que vivimos en una ciudad muy cercana, siente un poco lo mismo que yo, por ahí nos movemos...

Lo que parece claro es que ha establecido como norma incluir una letra de Rodrigo en cada disco.

Sí, a mí me hace ilusión, me gusta mucho como escribe y creo que tiene mucho que ver con mi forma de hacer. Y, por otro lado, a él también le hace ilusión y a mí me quita un porcentaje importante de trabajo en cada disco (risas).

-En un álbum como ‘Vergüenza torera’, en el que todo parece jodido como reflejo del momento que nos está tocando vivir, aparece la canción ‘Cuando...’, en la que afirma: “Estoy despierto, el viento sopla a favor y ha vuelto a salir de nuevo el sol”. La verdad es que podría ser una buena reflexión del momento que vive Rosendo tras reventar Las Ventas.

La canción quería ser el momento de respiro del disco, porque cuando lo estaba escribiendo me daba la sensación de que era un agobio porque todas las canciones hablaban de lo mismo: de la mala leche que tenemos, de cómo nos sentimos, era todo negativo... Así que me planteé hacer un tema en positivo intentando reflejar ese sentimiento del que hablábamos antes, en el sentido de que a pesar de que todo está tan mal tienes dudas y piensas que tiene que salir algo positivo en algún momento. Y la única razón era esa, la fe en que por lo menos el sol sale todos los días, las cosas pasan, vuelven a nacer al día siguiente y se vuelven a pasar, y en algún momento tiene que pasar algo positivo.

Para positivo, el citado reventón de Las Ventas, ¡así uno ya puede cumplir 60 años en el escenario!

Yo creo que fue por una serie de circunstancias... El hecho de cumplir 60 años, que la gente tiene ganas de un concierto de rock de verdad, sincero, sin pretensiones de otro nivel... Yo creo que fue una especie de fiesta y todo el mundo lo entendió así y, afortunadamente, funcionó muy bien. A mí me daba un poco de miedo porque Las Ventas se me hacían muy grandes, por eso al principio yo no me veía ahí... Fue la gente de la compañía la que de alguna manera dijo que p’alante, y yo encantado de que haya salido así.

Quizá tenga que ver con el hecho de que la gente demanda, sobre todo de los rockeros, que cuenten las cosas que están pasando, que las canciones no sean solo sexo, drogas y rock.

Desde la época de Leño, mi forma de hacer ha sido esa, con lo que llaman rock urbano, que yo no lo acababa de entender pero al final tiene sentido. Somos gente que hablamos de lo que vemos en la calle y lo que vivimos cada día. El rock que conocemos de siempre va por otro lado, por el te quiero baby, cómo me pongo hasta arriba, qué divertido y me cago en todo lo establecido... Pero eso ya está muy sabido, nosotros hablamos de los problemas cotidianos... Y a lo mejor en mi caso ya no tanto, aunque en este disco haya sido así, pero llevaba un tiempo hablando mucho más de sentimientos y de cosas más personales. Pero entiendo que sí, que la gente quiere identificarse con otras personas que piensan como ellos... A mí me ha pasado, y cuando voy a un concierto me siento bien porque estoy con gente que piensa o reacciona como yo, y eso siempre te da ánimo.

Lo que ha sucedido es que, al final, tuvisteis que ser los veteranos, gente como El Drogas, Loquillo o tú, los que dierais un golpe en la mesa y sacarais discos con canciones que llaman a las cosas por su nombre. Parece como si las nuevas generaciones estuvieran adormecidas o no se atrevieran a decir determinadas cosas por el miedo a no me radiarán, no me entrevistarán o no venderé; aunque siempre hay numerosas y honrosas excepciones.

Habrá de todo, pero yo creo que siempre se ha dado este problema. ¡Claro que hay gente haciendo y diciendo cosas en este sentido! Pero tampoco hay compañías de discos y las que hay no se prestan a este tipo de historias y juegan sobre seguro, a cosas que piensan que van a funcionar bien... que, por supuesto, no son éstas que dan problemas. Y los medios tampoco están por la labor, están en retirada... Estos problemas los hemos tenido siempre la gente que hacemos rock and roll, y eso no ha cambiado. Los que decimos cosas que no convienen nos movemos al margen, en la cuneta, y avanzamos cuando nos dejan o cuando podemos... Pero lo importante es que estamos ahí, seguimos dando caña y aguantando lo que venga.

Con los jodidos que fueron aquellos inicios de este rock urbano en el Estado, no sé si cabría decir que incluso estábamos mejor antes que ahora...

Yo no me atrevería a decir que peor, pero desde luego no ha mejorado; mejor no estamos. Aunque, en mi caso, no quiero ser ingrato porque vivo de esto y es mi sueño... Pero realmente no ha cambiado tanto la cosa, y lo estamos viendo, no solo en el terreno del rock, sino en el día a día... Nos siguen mandando autócratas.



Buscador
Publicidad
Publicidad efectiva en web y redes sociales
Banner Rock CD
Publicidad - EnVano
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - Alternativa Management
Publicidad - Rock City. El espacio cultural de referencia en Valencia
Publicidad - Mis mejores pesadillas. Nueva novela de Luis Punk
Publicidad - Mayorga Rock Fest
Publicidad - Nuevo disco de Brote
Publicidad - XXX Concurso Villa de Bilbao
Publicidad - Festival Rebujas Rock
Publicidad - GSR Producciones