F*ck The Censorship 2019

Logotipo Manerasdevivir.com

18 de noviembre de 2018 | Publica tus noticias Queda la imaginación, la incertidumbre y el rocanrol

Biografía de Extremoduro: "De Profundis". Entrevistamos a Javier Menéndez Flores, su autor.

Junio de 2013. Por Kike Turrón y Kike Babas

Hace unos meses se publicó la primera (y única) biografía autorizada de Extremoduro, un extenso y lujoso tomo escrito por el novelista y biógrafo (Bosé, Sabina, Lolita Flores, etc) Javier Menéndez Flores, que lleva por título "De Profundis. La Historia Autorizada".

El libro, en un formato grande con tapa dura y papel de gramaje notable, repasa la obra creada por Roberto Iniesta Ojea (alias Robe) desde que empezó a componer, indagando en lo más profundo de cada texto, analizando cada disco. De paso, y solo de paso, se dan fotografías literarias sobre su vida más mundana, dejando todo el peso del texto a desgranar los cómos y porqués de cada canción. La biografía ha sido bien recibida por los fans, siempre deseosos de conocer un poco más de los siempre esquivos Extremoduro.

Hemos hablado con Javier para que nos cuente como ha sido el proceso de trabajo y demás detalles de este libraco.

¿Cómo te llegó la propuesta de escribir este libro?

Fue a través de la oficina de Extremoduro. La editorial Grijalbo decidió hacer una biografía ilustrada sobre el grupo y llevaba meses detrás de Robe e Iñaki para que colaborasen en ella. En un principio se resistieron, pues como todo el mundo sabe son alérgicos a cualquier cosa que no sea hacer música, y además la idea no les entusiasmaba. Pero cuando entendieron que la editorial iba a seguir adelante de todos modos, se lo pensaron mejor y se prestaron a colaborar con el fin de que el contenido se ajustase a la verdad. El caso es que les facilitaron un listado con nombres de periodistas musicales y ellos lo rechazaron y me propusieron a mí, ya que yo había entrevistado a Robe unos años atrás y le gustó la entrevista, además de que conocía mi libro de conversaciones con Sabina, ‘En carne viva’, y había leído algunos de mis artículos en prensa. Acepté el envite porque siempre he pensado que Extremoduro es el grupo de rock español más grande de todos los tiempos. Analizar a fondo su obra y contar su historia no solo era un gran reto, sino también un honor.

¿Cuándo conociste personalmente (por primera vez) a Robe?

En 2009, en aquella entrevista de la que te acabo de hablar, con motivo de la publicación de su novela. De esa charla, que fue muy larga y productiva, se publicó solo una pequeña parte en la revista ‘Interviú’. Pero como el material inédito era valioso, pues se centraba en el proceso creativo que Robe había seguido para armar la novela, y al mismo tiempo arrojaba luz sobre algunos aspectos interesantes de su personalidad, finalmente decidí incluirla, íntegra, en el capítulo de la biografía que se ocupa de ‘El viaje íntimo de la locura’.

En el libro, has prestado más atención y has mostrado, sobre todo, lo musical del grupo, sus letras, sus canciones… dejando un poco de lado la vida terrenal del grupo, ¿ha sido intencionado?

Si bien es cierto lo que dices, que es una biografía centrada fundamentalmente en lo musical (porque no hay que olvidar que, más allá de otros encantos, el gran valor de Extremoduro es su música, sus canciones), creo no obstante que “la vida terrenal del grupo” también está tratada, si entendemos esta como la larga travesía emprendida desde su nacimiento hasta hoy. Es decir, quien lea este libro no solo descubrirá muchas claves de la obra de Extremoduro, sobre todo de su poética, sino que verá, como en una película, lo muchísimo que Robe tuvo que sufrir hasta dar con la formación perfecta y, ya con la ayuda de Iñaki ‘Uoho’, alcanzar el reconocimiento masivo. Y a partir de ahí, siguieron pedaleando. Porque ya se sabe que mantenerse en la cima es más difícil que coronarla.

Me ha llamado la atención, sobre todo, la profundidad del análisis de las letras del Robe… hay detalles que son realmente personales, ¿Cómo has llegado hasta esos detalles?

Aunque era consciente de que se trataba de una empresa colosal, desde el primer momento supe que el libro tenía que arrancar con un exhaustivo análisis de sus letras y que debía ahondar de paso en las principales obsesiones y demonios que conforman el universo creador de Iniesta. Desentrañar el significado de un poema o de una canción es una labor muy compleja, pues los propios autores, Robe incluido, reconocen su imposibilidad de explicar muchos de sus textos. Para poder llevar a cabo esa interpretación tuve que escuchar todo su cancionero con suma atención, concentradísimo en cada verso, en cada palabra, en un intento de descifrar lo oculto. Robe declaró que su canciones son como trucos de magia, y que si desvelara el secreto de la composición se rompería el encanto. Ante eso solo nos queda la escucha concentrada, la intuición y, si se da, como fue el caso, la empatía. Al entregarle esa primera parte temía que no estuviera de acuerdo con la lectura que había hecho de sus letras, pero cuando me llamó y me dijo que le había gustado mucho, pensé: “Bueno, pues al final el esfuerzo ha merecido la pena”.

¿Cómo has desarrollado el trabajo?, me refiero, ¿has estado cerca del grupo mientras escribías todo el libro?

Tras entregarles a Robe y a Iñaki la primera parte del libro (unos 120 folios) y obtener una respuesta favorable, continué escribiendo por mi cuenta armado de toda la documentación que pude reunir. Y cada vez que se me planteaba una duda o necesitaba ampliar información de algún aspecto del grupo, contactaba con ellos. En ese sentido, tengo que decir que me dieron todo tipo de facilidades y que se involucraron al máximo. Algo de agradecer, pues en esos meses se encontraban en pleno proceso de grabación del que será su próximo disco, y el tiempo, lejos de sobrarles, les faltaba. Robe e Iñaki hicieron un esfuerzo loable, de verdad, y con el segundo tuve que seleccionar una buena parte del material gráfico; un trabajo que casi acaba con nosotros, y no es broma. Aparte de ser uno de los músicos más dotados y personales de este país, Iñaki es una gran persona.

Al final del volumen, publicas un par de entrevistas, una de ellas se la hiciste a Robe cuando publicó su libro… la otra, ¿ha sido en exclusiva para este libro? ¿Han sido encuentros personales con el grupo? Por favor, cuéntame alguna anécdota de estos encuentros.

Sí, fue una entrevista realizada expresamente para el libro. Creo que lo más reseñable es que no me encontré a los dos personajes de leyenda, sino a dos músicos profesionales a más no poder para los cuales lo único importante era que la historia que iba llegar a los lectores fuese lo más fiel posible a la realidad, a lo que realmente sucedió y vivieron, y que la gente supiera que el camino recorrido hasta alcanzar el éxito no ha sido precisamente de rosas.

No son los Extremo muy de entrevistas, nunca lo han sido, ¿a la hora de documentarte para escribir el libro, ha sido esto un problema?

Sí y no. Me explico. Cuando vas a escribir una biografía, si tienes a tu disposición muchas entrevistas es obvio que cuentas con una fuente documental de gran valor. Pero el problema de eso es que está casi todo dicho. En este caso, como bien señalas, al haber concedido muy pocas entrevistas existían muchos asuntos que apenas habían sido tratados, o solo de forma superficial, y otros directamente inéditos. Eso me daba una gran libertad y me ofrecía la posibilidad de abrir nuevos caminos.

Es Extremoduro un grupo que siempre ha funcionado al margen y siempre a su manera, un rara avis del panorama rockero estatal, no todos los grupos pueden funcionar así, ¿crees que esta es una de sus grandezas?

Evidentemente, llegar adonde ellos han llegado sin contar con el apoyo de los medios generalistas, con su solo talento, es algo que da una idea clara de su grandeza. En realidad, y pese a editar todos sus trabajos, a excepción de los dos primeros, con una multinacional, el espíritu de Extremoduro sigue siendo cien por cien ‘indie’: van por libre, tienen su propia oficina, en la actualidad no tienen mánager (algo insólito en un grupo con semejante pegada) y se pasan por el forro las servidumbres promocionales. No es solo ya que no suelan conceder entrevistas, es que en los últimos tiempos ni siquiera ofrecen ruedas de prensa. Y eso no les impide sin embargo vender sus discos como rosquillas ni agotar las entradas de los recintos en los que tocan.

En el libro no se toca (o se hace muy de puntillas) el pasado tóxico de Robe, sus años químicos, sus problemas y disfrutes con las drogas, ¿no era necesario tratar eso o no se ha querido tratar a propósito?

Siempre he pensado que lo realmente importante de un artista (músico, escritor, cineasta, pintor…) es la obra que deja, por más que esta beba, ineludiblemente, de sus experiencias vitales. Pero a la postre, años después de desaparecido, lo que perdurará es su creación, no sus vivencias. Las drogas son un tema capital en la obra de Extremoduro, qué duda cabe, pues junto al amor sufriente y el hombre frente a las adversidades del mundo compone el trípode temático sobre el que se asientan la mayor parte de sus composiciones. En el libro está dicho que cuando Robe habla de las drogas en sus canciones, lo hace con conocimiento de causa, pues las conoció muy bien, y pongo además varios ejemplos de canciones autobiográficas en las que las drogas tienen un gran protagonismo, con ‘Jesucristo García’ a la cabeza, al tiempo que llevo a cabo un repaso de todos los temas de sus distintos trabajos que hablan de las sustancias estupefacientes. Por último, les pregunto abiertamente a Robe y a Iñaki por las drogas, y ellos contestan sin problemas. Pero con eso basta. Tenía muy claro, por las razones que acabo de dar, que ‘Extremoduro. De profundis’ no iba a ser una biografía “del lado oscuro”, sino de la luz. Porque estamos hablando de un grupo que ha triunfado; que ha alcanzado el éxito mucho más allá de sus más optimistas expectativas. Y el éxito, entendiéndose este como la consecución de las metas fijadas, siempre es luminoso. A fin de cuentas, no hay que olvidar que, pese a su larga militancia en la mala vida, Roberto Iniesta logró superar esa etapa y, junto a Iñaki, ha seguido creciendo en lo artístico, y cada vez con resultados más ambiciosos y complejos. Creo sinceramente que sus discos post-drogas son los mejores que han hecho, a pesar de que, como siempre, no falten puristas recalcitrantes y nostálgicos de manual que sostienen lo contrario. Allá ellos si no son capaces de ver la increíble evolución artística que Extremoduro ha experimentado desde sus inicios hasta el presente, y de la que Uoho tiene mucha culpa.

¿Cuánto has tardado en finalizar el libro?

En torno a seis eternos meses.

¿Qué ha sido lo más bonito y lo más complicado de hacer este tomo?

La verdad es que todo ha resultado complicadísimo, ya que en vez de elegir un camino fácil, opté por uno que me obligaba a estudiar su obra en profundidad. Lo más bonito era ver cómo las piezas iban encajando y la “casa” iba cobrando cuerpo. Y, por supuesto, haber logrado que ellos se sientan identificados con el retrato. Eso es siempre lo más satisfactorio cuando se escribe una biografía: que el biografiado se reconozca en ella.

Enlace a este contenido: http://www.manerasdevivir.com/entrevistas/2013/javier-menendez-flores-extremoduro

Buscador
Publicidad
Publicidad Rosendo - Ni presunto ni confeso
Banner Rock CD
Publicidad - Nuevo disco de Isabel Marco
Publicidad - Mis mejores pesadillas. Nueva novela de Luis Punk
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Rock City. El espacio cultural de referencia en Valencia
Publicidad - XXX Concurso Villa de Bilbao
Publicidad - Nuevo disco de Brote
Publicidad - MCD: Abierta Contratacion
Publicidad - Leyendas del Rock 2019
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas