Logotipo Manerasdevivir.com

14 de diciembre de 2019 | Publica tus noticias Sé bien que se te mueven los pies cuando canto

Poesía, libros y rock, ha nacido una nueva editorial: Desacorde Ediciones

Septiembre de 2013. Por Kike Turrón y Kike Babas

Desde Madrid se presenta una nueva editorial, Desacorde Ediciones, a la que podríamos tildar de underground, o dicho en castellano, de subterránea, es decir, miran, antes que la comercialidad de sus publicaciones, el interés que puedan suscitar desde el punto de vista literario. Además de esta característica, a los de Desacorde les gusta el rock and roll, es indudable, basta decir que tienen una librería en Vallecas llamada La Esquina del Zorro, título de una composición de Barricada.

Explicado esto, hemos decidido hablar con los autores de sus dos primeras referencias, Luter con su poemario Como si nunca existieran fronteras en los besos y el Drogas con su libro Tres puntadas, para, como colofón final, ceder el turno a palabra a los dos responsables de la editorial. Empezaremos, respetando las canas, por el navarro.

Enrique Villarreal "El Drogas"

Para la presentación del libro, ¿puedo decir que son tres libros de poesía bajo un mismo envoltorio pero bien diferenciados entre ellos?

Sería lo mas acertado. En ese sentido es una recopilación de escritos.

Entre estos poemas hay textos recientes y otros con más solera, ¿cómo ha sido el proceso de selección? ¿Hay un nexo que los una o les dé sentido al estar juntos?

Cada capítulo ya se componía de lo que ahora aparece. Estuve tentado de hacer una selección previa y sacarlo todo como una unidad pero enseguida deseché la idea. Al sacar la reedición del primer disco de Txarrena quise que fuera acompañada de dos cosas importantes para mí. Una es la maqueta de Libros prestados donde las canciones aparecen crudas, desnudas, antes de pasar por el local de ensayo y ser destrozadas por la banda. La segunda historia eran los escritos que hace años salieron publicados en el periódico Gara bajo el título "El ojo de la aguja". Estas partes que acompañan a le reedición ya aparecen bajo el nombre de El Drogas y es el prólogo tanto del próximo disco (donde aparecen las canciones de la maqueta) como del libro "Tres puntadas" donde también aparecen los escritos de Gara. Así que el nexo es el autor de todo este desastre.

Una curiosidad, ¿de dónde sale el seudónimo de Eva Zanroi?

Por parte de padre tengo sólo dos apellidos, más los dos primeros de mi madre. Con las iniciales creé un personaje femenino primero como reconocimiento al orgullo que uno siente por los suyos. En el caso del padre es el sentimiento de apátrida en donde más me reconozco.

La enfermedad de tu madre, ¿ha afectado a estos poemas de algún modo?

A los poemas no, pero sí a una de las partes del nuevo trabajo discográfico.

¿Son los mismos motivos que te llevan a hacer canciones los que te llevan a escribir poemas?

Sí. El placer por la escritura es el motivo fundamental en ambas situaciones. Hay que recordar que en el mundillo musical he metido más horas también escribiendo letras que otra cosa.

Cuando eras más joven, si un miembro de un grupo como Barricada hubiera hecho esto de escribir poesía, hasta lo hubiesen mirado mal.

No lo creo. De hecho en los mismos bares nos juntábamos personas dedicadas a diferentes "disciplinas" artísticas sin ningún prejuicio.

Esto es poesía, pero, ¿tienes prosa por ahí guardada, esperando su publicación?

No. Ahora ando con pequeños relatos después del publicado en Simpatía por el relato, obligándome de alguna manera a intentarlo. Cuando he querido alargarme con alguna historia, me disperso y sólo quiero poner el punto final. Tengo que "pulirme" mucho.

Patxi Irurtzun te prologa la obra, ¿qué opinión te merece su trabajo como escritor?

Este sí que es grande como persona y como escritor. Como persona lo conocí gracias a Kutxi y como escritor con "Ciudad basura". Luego hice un prólogo para su "Ajuste de cuentos" y siempre es un placer conversar y leerlo.

Creo que has estado, como un niño chico, disfrutando todo el proceso de fabricación del libro… ¡hasta fuiste a la imprenta!

Para mí todo este proceso es nuevo. Desde que entregué los escritos a Bego y Jorge (responsables de Desacorde Ediciones, Nota del Autor) estoy alucinando con cada paso que se da hasta la publicación del libro. Cuando en la imprenta me invitaron a observar cómo se hace el libro, no me lo pensé dos veces. Además de ver a las máquinas en acción, las personas que trabajan durante el proceso nos daban las explicaciones necesarias para entender cada paso.

He leído que has declarado: “Tengo 53 años y me da exactamente igual el concepto que la gente tenga de mí. Simplemente continúo diciendo lo que siento y de una manera más abierta, me siento muy libre”. Se puede decir más alto, pero no más claro… ¿debe ser la libertad una obsesión?

Por lo menos sí para mí. ¿Qué nos queda si no es así? Estamos probando la medicina que el sistema económico ultraliberal ya ha empleado en otras zonas del mundo y nos damos cuenta de lo débiles que somos como sociedad ante los poderes financieros. Todo lo conseguido en lo referente a justicia social no podemos dejar que lo volatilicen con un chasquido de dedos. La libertad se defiende todos los días.

Y la edad, también he leído que empiezas a mirar el tiempo que te queda y todo lo que aún te queda por hacer…

Esto es pura matemática. Me gusta cumplir años pero a la vez soy más consciente de que proyectos que me parecen interesantes nunca los podré llevar a cabo. Solo hay que aprender a no sentir frustración por ello. Quizás eso forme parte del aprendizaje a sobrevivir.

Y hablando de madurar y cambiar, tu alias, El Drogas, ¿te sigues llevando bien con ese apodo que, imagino, te tocó en tu juventud por motivos obvios?

Me llevo bien. Nombre y apodo es lo de menos. Me importa más hacer, aunque sea de manera anónima.

Recomiéndanos un par de poetas de tus favoritos.

Por no alargarme y hacer caso al encabezado, hoy diré Cesar Vallejo y Leopoldo María Panero.

Estás preparando un disco ¿triple? He leído el tipo de discos que serán en una entrevista con Charli Rock and Roll, y me he quedado sorprendido (como él) con lo de T Rex, no tanto porque te guste (¡a quién no!), más bien por el reivindicarlo ahora y hacerlo tú...

Bueno… lo de Marc Bolan es una ocurrencia que me digo a mí mismo para entenderme. Cuando quieres explicar las ambientaciones musicales de un disco tienes que recurrir a referentes que tienes en la cabeza. Si realmente va por ahí o no, es la gente que lo escuche quien lo dirá. Yo lo único que puedo hacer es dirigir las orejas del receptor hacia una dirección pero luego cada cual escucha el disco a su manera.

Un libro que son 3 y un disco que serán otros 3… ¿Por qué hacerlo así?

¿Será que me gustan los tríos?

Luter

¿Cómo han ido naciendo los poemas que componen “Como si nunca…”?

De la inquietud y de la observación, junto a una imaginación desbordada con una libreta siempre encima.

¿Tienen un nexo en común, un argumento o temática que los une?

Les une el amor por la vida y por todo lo que me rodea, aunque cada bloque tiene un tema distinto, o al menos eso es lo que pretendimos al colocarlos así.

¿Tienes muy claro cuándo un texto es canción y cuándo es poema?

Siempre está muy claro porque las canciones me cuestan el doble y ahí reside la gran diferencia.

El libro son poemas, ¿tienes prosa escrita?

Tengo empezadas varias novelas y algunos cuentos. También una obra de teatro que me gustaría poner en marcha alguna vez.

Kutxi te ha escrito un bonito prólogo, ¿recuerdas cuándo y cómo os conocisteis?

Llevamos siglos intentando cortarnos la cabeza el uno al otro. Hemos asumido nuestra inmortalidad.

Recomiéndanos un libro y un disco.

Weezer de Weezer y 1984 de George Orwell.

Jorge y Bego, responsables de Desacorde Ediciones

La editorial surge tras montar la librería en Vallecas, ¿cómo fue exactamente?

Desde que abrió sus puertas, La Esquina del Zorro ha sido un interesante punto de encuentro con artistas de todas las disciplinas. En particular el encuentro con los músicos nos llevó a constatar que hacía falta crear un vehículo editorial de las características de Desacorde Ediciones. Muchos de los músicos que han pasado por la librería y que tienen inquietudes literarias nos comentaban lo hermético y difícil que les resulta el mundo editorial, y es que parece imposible meter un pie en él.

Se ve que cojeáis del pie rockero, os molan los libros, pero vinculados de un modo u otro al rock.

La música es una de nuestras pasiones, el rock en concreto, de hecho lo defendemos como vehículo cultural de primer orden. De chavales teníamos compañeros de colegio que no leían un libro, pero se mamaban las cassettes de los grupos de entonces, ¡cómo ignorar eso! En cierto sentido una buena letra de rock and roll no está tan lejos de la poesía.

¿Cómo hacéis para contactar con gente como el Drogas y proponerles este tipo de cosas?

Es cuestión del boca a boca y el contacto con los músicos. Con Enrique en particular influyó también la casualidad, él andaba buscando algo parecido a nuestro proyecto editorial y tenía un material que publicar.

No sé si se puede decir, pero, creo que también estáis en contacto con Kutxi Romero?

Publicar a Kutxi sería un puntazo y, si todo sale como debiera, hay posibilidades de que tengamos un título suyo en nuestro catálogo antes o después. Es uno de los grandes, con lo que defender una editorial como esta y no contar con él no tendría mucho sentido.

¿Es rentable hacer este tipo de ediciones o vuestros objetivos se localizan más en el corazón?

Sin duda pesa más el corazón en este proyecto que cualquier otra motivación. Formar parte de algo que merece la pena tiene el peso suficiente como para nublar todo lo demás. Sólo esperamos cubrir cada proyecto y que el autor se sienta orgulloso del trabajo conjunto que hemos realizado. A parte, todos sabemos cómo están los tiempos, el que quiere ganar dinero se monta un banco, nunca algo cultural.

¿Habíais editado anteriormente algo o estáis aprendiendo el oficio sobre la marcha?

Bego es editora y traductora profesional desde hace más de diez años, primero en varias editoriales y después como autónoma, y luego está el conocimiento del mundillo editorial que nos han brindado estos dos años y pico de librería. Como ves, tenemos una amplia visión del tema de los libros; ahora es cuestión de adaptar estos conocimientos y personalizar la editorial, por ejemplo, a través de la auto distribución u otro tipo de actuaciones que nos permitan ofrecer un producto de calidad al precio más competitivo posible.

Cuando los padres vayan a por los libros de texto este año, con sus retoños, quizá se encuentren con el Kutxi o el Drogas en vuestra tienda La Esquina del Zorro, ¿no espantarán a la clientela?

Jajajaja... nada más lejos. Hace poco una señora entró para regalarle a su hijo la entrada para el festival Aupa Lumbreiras y se encontró con El Drogas; se fue la mar de contenta, con una púa, una foto y la sensación de que su hijo sigue a músicos que son ante todo personas. Una gozada... ella, de hecho, era barriquera de jovencita.

¿Por qué le pusisteis ese nombre a la librería?

Es nuestro pequeño homenaje a un grupo que nos ha marcado tanto como Barricada. Además, el zorro es un personaje que puede enganchar bien tanto con el público infantil como con el adulto, con un puntillo canalla muy interesante y al que damos rienda suelta en nuestro perfil de Facebook. Y, ya que estamos, aprovechamos para invitaros a todos a visitarnos.

Enlace a este contenido: http://www.manerasdevivir.com/entrevistas/2013/desacorde-ediciones-luter-drogas

Buscador
Publicidad
Publicidad Nuevo disco de Rosendo
Banner Rock CD
Publicidad - Rock City. El espacio cultural de referencia en Valencia
Publicidad - Leroy Picks
Publicidad - Mis mejores pesadillas. Nueva novela de Luis Punk
Publicidad - Gira de Tregua - Kilómetro a Kilómetro
Publicidad - Nuevo disco de Mala Hierba
Publicidad - Nuevo disco de Azero
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - MCD: Abierta Contratacion
Publicidad - Nuevo disco de Maldeperro
Publicidad - Anúnciate en Manerasdevivir.com y nuestras redes sociales