Logotipo Manerasdevivir.com

14 de diciembre de 2019 | Publica tus noticias Sé bien que se te mueven los pies cuando canto

Loquillo. El rock sirve para los tiempos duros, es el viejo amigo que te saca de las peores situaciones

Octubre de 2012. Por Fernando F. Garayoa

Lo ha vuelto a hacer. Unos dirán que mejor, otros que peor. Algunos suscribirán que es el mejor disco de su carrera, hasta el momento, y otros volverán a arremeter contra su figura sin detenerse en su fondo. Lo que está claro es que 'La Nave de los Locos' es un disco de rock, en todos los sentidos. Rock para sentir, para pelear, para revolucionar, para pensar, para amar... en definitiva, rock para vivir. Se trata del tercer trabajo que José María Sanz 'Loquillo' edita en 13 meses, y es que a sus 51 años el Loco se encuentra más activo y motivado que nunca, con el poso de la experiencia como timón pero si olvidar las olas de juventud que impulsan su nave.

Una colección de 10 temas con la impronta de Sábino Méndez... pero que nadie intente buscar una vuelta al pasado. No. Cualquiera que conozca un poco la trayectoria de Loquillo sabe que eso no entra en sus planes. Esta nave de locos es un círculo imperfecto de rock and roll, añejo y contemporáneo a la vez.

En esta nave de locos que ya era el mundo, pero que ahora raya en la esquizofrenia, ¿quizá tendremos que mirar al rock de verdad, aquello que antes repudiaban como un virus contagioso, para encontrar una salida digna?

El rock ha estado denostado en los últimos años, todo era una invasión indie, todo tenía que ser indie; indie por aquí, indie por allá, pop por aquí, pop por allá. El rock sirve para los tiempos duros, es el viejo amigo que te saca de las peores situaciones. Y, en este sentido, La Nave de los Locos, al margen de la intención, creo que ha caído en el momento adecuado.

En este sentido, ¿la parte triste de este disco es comprobar que canciones como la que abre el álbum, ‘La nave de los locos (Sin novedad en el paraíso)’, compuesta en 1996, tiene ahora tanta vigencia o más que cuando nació?

Sí, y eso da a entender que cuando una canción es buena, es buena. Y se acabó. Y que el rock es atemporal, no es de temporada. Sí que existe un rock de temporada, pero no resiste el paso del tiempo y se te acaba cayendo. La elección de las canciones que realicé para este disco va desde 1985 hasta el año pasado... Hay canciones que grabó Sabino, otras que estaban en un cajón, otras que me dio hace poco tiempo y otras que me enseñó en la grabación de Balmoral... Yo lo único que he hecho ha sido recogerlas, darles mi barniz, dárselas a Jaime Stinus, trabajar con la banda y, en definitiva, trabajar un disco coral; es un poco lo que ya hice con el álbum de Luis Alberto de Cuenca. Es un álbum coral de un autor al que yo interpreto, llevándolo a los sonidos que son para mí más próximos o a los que creo que son más adecuados para el tiempo y la letra. En ese aspecto, el trabajo de Jaime Stinus y de la banda ha sido demoledor.

Afirmas que en este momento necesitas meterte en la piel de otros autores, de ahí trabajos como el citado 'Su nombre era el de todas las mujeres' este presente. ¿Por qué?

Sí, porque los compositores de este país cometen un error: creer que cada disco que hacen es mágico. Y no, no puedes estar siempre al 100%. Yo llegué a un punto alto en Balmoral, un disco que fue a los Grammy y todas esas historias, pero a partir de ahí necesitaba un tiempo prudencial para hacer otras cosas. Además, a mí me gusta mucho meterme en otros papeles, primero me metí en el de Luis Alberto y ahora en el de Sabino... Y, probablemente, el próximo disco que haga será uno escrito enteramente por mí, pero es que ya ha pasado un tiempo prudencial, 5 años, para poder hacer una obra con pies y cabeza. Ahora lo que me apetecía era ponerme en la piel de otros y gestionar ese talento, y en eso creo que soy muy bueno: me encanta poner a gente distinta trabajando en un proyecto común.

En el rock, como en la vida, ¿lo importante no es intentar demostrar que uno sabe hacerlo todo bien sino rodearse de la gente que complementa tus virtudes y amortigua tus defectos?

El artista mediocre es aquel que trabaja con gente inferior a él, yo procuro ser el peor, así el listón es muy alto. Yo no podría trabajar con gente que tenga menos talento, yo necesito trabajar con gente que tenga más porque así aprendes, ¡cojones! Es la mejor manera. Lo que pasa es que aquí hay mucha gente que no se atreve y prefiere trabajar con gente de perfil bajo para que así él se vea... Pero es que yo mido 1.95, entonces tengo que trabajar con gente de perfil muy alto (risas).

Sé que es difícil asustar al Loco, tiene el cuero demasiado curtido, pero que digan de este álbum que es el mejor de Loquillo, con todo lo que atesora en su carrera, ¿no hace perder ligeramente el equilibrio?

No, yo lo veo lógico. Después de 33 años de trayectoria, que el último álbum sea el mejor es lo lógico y eso quiere decir que has trabajado bien. Yo hago siempre referencia a Clint Eastwood en estas cuestiones. El afirma: “Yo siempre hago la misma película, hasta que me sale”. En este trabajo, además, hay unas referencias muy claras. La primera es el disco Mientras respiremos, donde yo estoy paseando frente al Cantábrico y que ya cuenta con una cierta visión portuaria del asunto; y si te vas más atrás, tienes un video que es Barcelona ciudad, en el que aparezco bajando de un barco y con el mismo gabán de marino que llevo en la portada de La nave de los locos, que era el gabán de estibador portuario de mi abuelo. Barcelona ciudad pertenece al primer disco que yo grabé con los Troglos, y fue el primer vídeo que se hizo en España después de La Estatua del jardín botánico, que creo que fue el primero, y la estética ya estaba ahí. Han pasado solo 30 años, tío, y seguimos en una película que hemos mejorado. Es cojonudo que te digan que el último disco es el mejor.

En cierto modo, al igual que la original y medieval 'Stultifera Navis' de Sebastian Brandt, ¿este trabajo es también una crítica a los vicios de la época actual, una denuncia de la necedad de quien parece regir nuestras vidas?

Evidentemente, el disco es una oda al individualismo. Todos somos individuales y trabajamos a favor del colectivo, no al revés; no somos un colectivo que trabaja en colectivo. Somos personas individuales trabajando a favor de algo que va a acabar formando parte de nuestras vidas. Ese ha sido siempre mi concepto, por ejemplo, cuando jugaba a basket: grupo de individuos que forman un colectivo para un fin. Pero en lo que realmente se basa el disco es en una oda a la individualidad. Siempre las canciones de Sabino, o las que yo he podido hacer, hablan de individualismo.

Entre el cinismo y la denuncia, ¿es extremo el optimismo de la frase 'borra si es que puedes mi sonrisa de la cara' o debemos tomarla más bien como una declaración de principios?

Contento es la típica canción de doble lectura, muy propia: entiéndase mi trayectoria... Es una canción con muchas puertas abiertas. Lo que buscábamos era utilizar la frase “contento” para describir una situación muy dura. Por una lado es un canto a la esperanza, a que no dobles la rodilla, nunca. Cuando vienen los problemas no te puedes ni arrodillar ni sentarte en el suelo, tienes que subir la cabeza, mantenerla bien alta y el cuerpo bien erguido. Si tienen que venir a por ti, que te cojan bien plantado en el suelo, como decía mi abuelo.

Si al sexo escrito le ha ganado el sexo oral, ¿al vinilo le ha ganado el digital?

Yo diría que la batalla está abierta (risas). No podemos decir quién ha ganado a quién todavía. A veces una batalla perdida puede ser una guerra ganada, y esto no es mío, es del duque de Wellington. Se han perdido varias batallas pero ya veremos si el vinilo acaba al fin ganando la guerra, no te extrañe. Este disco también sale en vinilo porque, de hecho, yo cuando pensé en este trabajo lo hice pensando exclusivamente en vinilo. Por eso solo pensábamos en nueve temas, número perfecto para el vinilo, pero al final han sido diez, y uno, porque no cabía, se ha tenido que quedar fuera (Canción de despedida). En un principio el vinilo iba a ser el único formato en el que íbamos a editar el trabajo porque cuando hay que ser radicales, hay que ser radicales; llevábamos desde el 95 sin sacar un vinilo... Porque yo no soy de los que sacan un vinilo al margen del CD, no, yo empecé sacando vinilos... Entiendo que a la gente joven les parezca una gran ocurrencia editarlos pero es que mi formato de vida siempre ha sido el vinilo, así que ya era hora que sacáramos uno nosotros. Y, de hecho, a las entrevistas, voy con el vinilo, no con el compacto: eso ya es una declaración de principios.

Lo definirán como quieran, pero nadie podrá decir que este no es un disco de rock y de amplio abanico guitarras, con la marca clara de Jaime Stinus.

Yo buscaba que este trabajo combinara el clasicismo de Sabino y el lado más contemporáneo, que es el mío. Así, por ejemplo, la versión de Sabino de El mundo necesita hombres objeto era más Stones, pero a mí me gustan más los Who. Era una forma de que la gente también pudiera elegir, además de que me gusta ese concepto de que arrancase de una forma clásica y terminase más contemporánea. Creo que ese es el mix que el disco tiene y que reúne las dos formas que tenemos Sabino y yo de ver el sonido.

En cierto modo, ¿es este un tributo a la amistad y al respeto por uno de los grandes compositores de rock, Sabino Méndez?

Sí, hay mucho de eso pero también de decir: ¡Ahora os vais a joder! Sobre todo a todos aquellos que dijeron tantas tonterías en el año 89. Seguimos vivos, seguimos dando guerra, facturamos discos cojonudos y vosotros, ¿dónde estáis? Creo que, en este sentido, ha estado bien, es una lección. Nunca debes opinar de una película hasta que no termina, y ésta todavía no ha terminado.

No puedo evitar preguntar por lo que siente Loquillo cuando ve girar a Los Trogloditas...

Cuando veo girar a dos miembros de los Troglos con una serie de músicos, pienso que no era necesario. Creo que los Trogloditas firmaron su carta de defunción cuando murió Guillermo Martín. Por los Troglos ha pasado muchísima gente... Aunque hubo unos que lo iniciaron, Igor Paskual fue Troglo, Guillermo Martín también fue Troglo, Xavi Tacker fue Troglo... Por lo tanto, que dos de los miembros originales hayan creado una banda que se llama Trogloditas porque Simón tiene el nombre, pues... Todo el mundo tiene derecho a ganarse la vida, pero se lo podían haber ahorrado; podían haber montado una banda con otro nombre y guardar el de los Trogloditas como algo mítico y legendario. Cuando veo a los nuevos Clearwater Revival o a los nuevos Jam, pienso lo mismo, se lo podían haber ahorrado. En definitiva, qué quieres que diga, que les vaya muy bien, que graben algo y que dejen de tocar las viejas canciones... A ver qué pasa, a ver si tienen algo que decir. De todas maneras, respecto al nombre, yo me fui de la banda el día de los Stones... Me parecía que seguir llamándonos Loquillo y los Trogloditas no tenía lugar, éramos Simón y yo. Muerto Guillermo y con Igor Paskual, me parecía excesivo seguir llamándose así. Yo dije que me iba y lo que sucedió es que una parte del grupo se fue conmigo; y eso sucedió precisamente en el camerino de los Stones, en El Ejido. Así que, mejor forma, imposible. Terminar una trayectoria con una banda, después de 26 años, tocando los Stones y los Who, que fue lo que sucedió, es muy grande, y hay que quedarse con esa imagen.

“A partir de hoy el IVA al 21%”, reza un cartel que aparece en el clip de 'Contento'. Un 21% de subida para la música, pero también para la comida y la bebida que se sirva en los festivales o actuaciones musicales... ¿Más que dirigido por locos, éste país parece más bien tutelado por necios, una frontera muy fina?

Esto viene de los preceptos de la famosa Escuela de Chicago: destruir algo para después reconstruirlo y forrarte. Primero fue la piratería. ¿Quién ganó con la piratería? Las operadoras telefónicas, ahora ya lo sabemos todos. Olvídate de las tonterías de libertad: aquí hay algunos que se han forrado con todo esto. Y los que se han forrado han sido los que han hundido a las compañías discográficas y el negocio. ¿Qué quedaba? Hundir a los artistas, a los grupos y, sobre todo, impedir que se autofinanciaran. ¿De qué manera puedes hacer todo esto? Subiendo el IVA. De esta forma es imposible tocar en directo con un caché que sostenga una gira, a no ser que subas el precio de las entradas. Para conseguir esto, destruyes todo lo que está alrededor del tejido industrial; es decir, el tejido humano. Segunda parte del negocio destruido. ¿Qué sucederá dentro de un tiempo? Pues que vendrán, lo comprarán, lo reflotarán y se forrarán ellos. Es lo mismo que sucede con la sanidad y la educación públicas, todo forma parte del mismo guión. Es Escuela de Chicago, solo que aquí está hecha por mamporreros, porque mira que son torpes. Pero insisto, el tema del IVA no solo afecta a las bandas, estamos hablando de galerías de arte, de museos, de todo el patrimonio cultural del país, y eso es algo muy serio. No estamos hablando del rock y de los rockeros, no. Empezamos hablando de la educación y terminamos con el patrimonio cultural: esto es el sello de un país. Por lo tanto, esto va mucho más allá de la pataleta de un rockero: es mucho más serio porque nos afecta a todos, desde el niño que va a la escuela hasta el patrimonio de cualquier pueblecito. Por eso es precisamente ahora es cuando hay que alzar la voz y defender lo que nos corresponde.

Son ya muchos los años de carrera, ¿ha temido en algún momento el Loco por su libertad? ¿Es quizá este uno de los años más peligrosos en ese sentido?

A mí me han hecho de todo, me han dicho de todo y se han pasado conmigo todo lo que han podido. ¿Qué quieres que me hagan más? El problema mío es, precisamente, que soy culo de mal asiento... En los últimos meses he mantenido que lo que ha hecho el ministro Wert vengándose de los del clan de la ceja ha supuesto que se pasara con todos nosotros. Esa venganza contra el mundo del cine, etc., esa hostia la hemos acabado recibiendo todos los demás. Por lo tanto, diciendo algo así en lugar de estar calladito, quedas mal con unos y también con los otros. Pero bueno, es mi signo de identidad, qué quieres que le haga... Asumo perfectamente las cosas que me han pasado y porqué. A estas alturas, con 51 años, ¿crees que me asusto de algo?; soy yo y mi circunstancia, punto y final.

Para terminar, y volviendo a 'La Nave de los locos', ¿el secreto de estas canciones es que son maduras, lógicamente, pero se niegan a perder la esencia del Peter Pan que nunca dejará de ser un chico de barrio?

Hombre, pero es que el que pierde sus orígenes pierde su identidad. Yo soy lo que soy, un chaval de barrio, lo he sido toda la vida, eso se lleva en el ADN, no voy a darme aquí ínfulas de nada. Y Sabino tampoco era un chico de posibles, aunque ciertos periodistas lo hayan querido vender de esa manera. El es de Horta y yo soy del Clot, por lo tanto, ni Sabino es un niño bien ni yo soy un arrabalero. Mi padre era estibador del puerto, punto, he salido de ahí, he aprendido y sigo aprendiendo. Pero el viaje no ha sido gratis. En este sentido, yo siempre digo una cosa, a mí me educaron bajo la premisa de que siempre seré tú y nunca seré usted. Y como lo tengo muy claro, no me sorprende nada.

Loquillo

“Los compositores de este país cometen un error: creer que cada disco que hacen es mágico. Y no, no puedes estar siempre al 100%”

“El artista mediocre es aquel que trabaja con gente inferior a él, yo procuro ser el peor, así el listón es muy alto”

“Este es un disco de respeto y homenaje a Sabino Méndez, pero también de decir: ¡Ahora os vais a joder! Seguimos vivos, seguimos dando guerra, facturamos discos cojonudos y vosotros, ¿dónde estáis?”

“Ahora es cuando hay que alzar la voz y defender lo que nos corresponde”

Videoclip de "Contento"

Enlaces

Web Loquillo

Facebook Loquillo

Twitter Loquillo






El texto de esta entrevista está protegido por una licencia permisiva BY NC SA de Creative Commons. Enlace a este contenido: http://www.manerasdevivir.com/entrevistas/2012/loquillo

Las fotos son propiedad de Loquillo.

Buscador
Publicidad
Publicidad Nuevo disco de Rosendo
Banner Rock CD
Publicidad - Rock City. El espacio cultural de referencia en Valencia
Publicidad - Nuevo disco de Maldeperro
Publicidad - Gira de Tregua - Kilómetro a Kilómetro
Publicidad - Nuevo disco de Azero
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Nuevo disco de Mala Hierba
Publicidad - Mis mejores pesadillas. Nueva novela de Luis Punk
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - MCD: Abierta Contratacion
Publicidad - Leroy Picks
Publicidad - Anúnciate en Manerasdevivir.com y nuestras redes sociales