Manerasdevivir.com - Noticias del rock

21 de septiembre de 2021 | Publica tus noticias A veces duele más que un látigo, vivimos bajo un cielo hermético

Malos Tragos

Abril de 2012. Por Albert Lozano

Después de compartir un ensayo con los Malos Tragos nos vemos con ellos en La Báscula, un espacio musical en la Zona Franca, donde empezó esta banda hace 20 años y donde volverán actuar el 20 de abril. En un ambiente tranquilo y distendido van respondiendo a nuestras preguntas entre patxaranes, carajillos y conversaciones paralelas sobre mil cosas.

Han pasado 14 años desde vuestro parón, una generación entera que no os ha conocido. ¿Quiénes son los Malos Tragos?

Sergio: Los Malos Tragos somos un grupo que nos juntamos a finales de 1989. Rubén y yo, además de Delfín, el batería, y otro guitarra que se llamaba Juanan. Tuvimos varios guitarras, pero el que más tiempo estuvo fue él. Somo un grupo de punk-rock con influencias punk, rock urbano... pero siempre girando en torno al punk-rock.

Rubén: Hicimos dos discos, el De ninguna manera y el segundo, Autosuficiencia denegada, y un tercero que no llegó a salir. Nos separamos y por puro azar nos hemos vuelto a juntar.

¿Volvéis con la formación con la que lo dejasteis?

S: No, Jordi es nuestro nuevo guitarra.

R: Nosotros empezamos siendo cuatro. Cuando Juanan lo dejó estábamos preparando el segundo disco. Probamos varios guitarristas, pero nos sentíamos cómodos como trio y al final nos quedamos así hasta que decidimos separarnos. A Jordi le conocemos desde el principio, estaba en grupos de La Báscula y siempre habíamos tenido relación con él.

¿Por qué el regreso en este momento? Justo cuando parece que peor están las cosas en el mundo de la música y sobretodo para el rock, y cada vez tenemos menos festivales y conciertos.

S: Realmente siempre ha estado mal para los grupos. Siempre hay algunos que despuntan, que están arriba, pero nunca ha sido fácil para las bandas de rock, nunca.

R: Yo de todas maneras creo que para nosotros ahora es buen momento porque...

S: Es realmente lo que se puede llegar a pensar, tal como están las cosas ahora un grupo que diga las cosas claras y que hable claro respecto a lo que esta pasando nunca está de más. Pero no es por eso por lo que nos juntamos, ha sido casual.

R: Los padres de Jordi viven cerca de donde vive Delfín y se encontraron un día por la calle.

S: Por otra parte, nosotros estábamos en otro proyecto y el batería se fue. Con Delfín habíamos perdido la conexión hasta que un día subí un material de Malos Tragos a Youtube y él contacto conmigo y así retomamos la historia. Con la vuelta de Delfín volvíamos a la formación con la que nos retiramos, además de Jordi, que lo conocíamos de aquí de La Báscula y por eso volvemos a ser los Malos Tragos. No fue una cosa de “Tenemos que volver, la cosa esta fatal”, nosotros no somos nadie para eso, evidentemente para cantar gilipolleces no, cantamos sobre lo que está pasando.

Enfocándonos en la temática de vuestras canciones, volvéis con nuevo disco, En esta locura. Para los que aún no han tenido oportunidad de oírlo, ¿qué se pueden esperar? ¿De qué tratan las nuevas canciones?

(miran a Jordi que aún no ha hablado)

Jordi: No sabría que decirte.

(risas)

R: Es curioso porque el hijo de puta de Jordi nunca calla, pero le pones una grabadora y ya no habla (más risas). Yo no sé definirte qué tipo de música es... ¿Influencias? ¡A patadas! Es un disco muy negativo, muy pesimista. Hemos escrito unas letras y una música influenciados por lo que nos rodea, como cualquiera que escribe un libro o pinta un cuadro y se deja influenciar por su ambiente, ya sea para hablar de tus sentimientos o de las cosas que te preocupan. En todos los discos la mayoría de nuestras canciones tratan más de lo que nos preocupa que de nosotros mismos. Hay canciones personales, pero el hilo argumental es ese: “¡Joder! Mira la situación en la que estamos”. No puedes poner la tele, escuchar la radio o leer la prensa y no deprimirte. Aunque a ti te vaya de puta madre, te pones a verlo y dices...

S: Es lo que comentaba, que para cantar “gilipolleces”, dicho entre comillas... Cada uno canta de lo que quiere, del amor, sobre sí mismo, sobre sus vivencias... pero nosotros este disco no lo hemos visto así. Hay muchos problemas y muchas historias que están pasando. Para cantar de mí mismo, que no tiene ninguna importancia para la gente, pues preferimos hablar de cómo está el panorama, y tenemos muchas cosas que decir. La manera más interesante, la herramienta que tenemos, para hacer una queja que no sea a golpe de pistola es a golpe de guitarra.

¿Creéis que os ha sentado bien el paso del tiempo a la hora de componer?

S: Claro, ha habido mucho tiempo, ten en cuenta que han pasado ventitantos años desde que empezamos. El primer disco fue la novedad y había mucha ilusión, pero éramos unos críos...

R: No sabíamos tocar.

S: Teníamos 15 años y le echábamos más cara que espalda.

R: ¡Huevos y punto! ¡Actitud!

S: Siempre ha habido actitud. Pero bueno, han pasado muchos años y ahora por lo menos ya sabemos tocar un poquillo (risas) y hacemos lo que nos gusta y lo que nos apetece.

R: ¡Y las influencias! También las influencias que han pasado. Cuando hicimos el primer disco habíamos escuchado de “chinorris” muchos grupos heavys clásicos. Luego nosotros estábamos centrados escuchando La polla, Eskorbuto RIP, Barricada... A raíz de aquí, de La Báscula, tuvimos contacto con otras cosas, con gente que estaba con el movimiento hardcore de Barcelona del principio con Subterranean, Tropel nat, toda esta gente. A partir de ellos empezamos a oír gente como All, el grupo favorito de Sergio y mío. All es lo más grande que hay..

S: Que quede patente.

R: Sí, sí, que quede patente. A-L-L los más grandes (lo dice acercándose a la grabadora). Empezamos a oír mogollón de punk americano, desde Sick of it all hasta grupos melódicos. Y eso ahora se nota, escuchas una canción nuestra y se nota que estamos muy influenciados.

S: Tuvimos una convivencia bastante larga como trio, Rubén, Delf y yo. De estar tanto tiempo juntos oíamos básicamente lo mismo. Con la separación, al distanciarnos un poco, nos ha dado más variedad. Delf se fue por su lado y ha ido mamando de otras partes.

R: Y Jordi que siempre ha tenido otras influencias, ha tocado en grupos de flamenco, en muchos grupos. Y hay un batiburrillo de cosas que nos ha ido muy bien.

¿Habéis participado los cuatro en la composición del disco? ¿Letra y música?

R: Sí.

S: Totalmente.

Lleváis ya dos conciertos de vuestra gira. ¿Cómo os habéis encontrado sobre las tablas? ¿Qué tal la conexión con el público?

S: Mayores.

J: ¡Mayores de la hostia!

R: Hay que ir al gimnasio y ponerse en forma. (Risas)

J: Tendríamos que llamarnos la banda Inistol. (Más risas)

R: Bien, hemos estado bien. En los directos siempre nos lo hemos pasado muy bien. Un poco cafres pero nos lo pasamos bien. Si haces canciones es para eso, para tocarlas en directo. Para tocar para la gente.

S: Lo que comentaba: ¡Actitud! Sin ser pretencioso, pero los escenarios se nos quedan pequeños, es una verdad como un templo, se nos quedan pequeños, siempre tiramos algo, o rompemos cables.

R: Si me preguntas cómo son los Malos Tragos en directo te diría que un poco como los Muppets. Moverse mucho, saltar, pasárselo bien. Si la gente vea que tú te lo pasas bien, ellos se lo pasan bien también.

J: Si tu no te lo crees y bailas, nadie se lo cree.

El 20 de abril tenéis el reestreno en La Báscula, donde antes teníais los locales de ensayo, ante muchas caras conocidas. ¿Nerviosos?

S: Esto fueron los inicios. Hay muchas ganas, no sabemos que va a pasar, pero hay muchas ganas. Hay gente que también nos espera, seguidores que nos han comentado que tienen ganas del reencuentro. Y encima aquí, que es donde hemos crecido todos. Jordi estaba en otra banda, pero estaba aquí y nos conocemos hace ventipico años de vernos aquí. Aquí las hemos visto de todos los colores.

J: Sí, es la prueba más larga, 20 años de prueba para entrar al grupo.

S: Es que no lo teníamos claro.

R: Le tenemos contratado por ETT. (Risas)

Volviendo un poco a la historia de Malos Tragos. Tenéis un tercer disco preparado pero que no llegó a ver la luz por la salida de Delf (batería) de la banda y posterior disolución. En vuestra web hay algunas colgadas. ¿Son todas? ¿Habéis repescado canciones para el En esta locura? ¿Sonarán temas en los conciertos?

S: Las canciones de ese disco las tocamos en la última gira que hicimos, que fue por el Norte. Allí si que se pirateó un poco, se lo pasamos a un colega que hizo cintas y por allí si que se movió. Pero no llegó a ver la luz como tal. Hemos seleccionado 3 temas para meterlos en este disco y pueden caer en el directo. Los otros también son temas nuestros y lo serán para toda la vida, y puede que los rescatemos más adelante.

R: Las de la web no son todas. Nosotros hacemos discos muy largos, 14, 15, 16 canciones... Lo de lo bueno si breve dos veces bueno no va con nosotros.

Otro hito en vuestra andadura, que os define muy bien, fue cuando teloneasteis a MCD. ¿Podéis contarnos qué pasó?

S: Teníamos mucha jeta.

R: Éramos unos chavales con mucha jeta. Sabíamos que iban a tocar a lo que era Vértigo. Intentamos hablar con los de la discoteca para ver si podíamos tocar con ellos y pasaron de nosotros. Habíamos ido a muchos conciertos en esa sala y sabíamos que tocaba un grupo solo siempre. Y, ni cortos ni perezosos, nos pusimos a hacer carteles... empapelamos el Prat de carteles y algún pueblo más. Nos fuimos por la tarde con la furgoneta cargada con todos los trastos a la puerta del Vértigo a esperar a que llegaran MCD y les dijimos que queríamos tocar con ellos y les pareció de puta madre.

S: Nos dijeron “¿Quién toca primero? ¿Nosotros? ¿Vosotros?”. Les contestamos que veníamos a abrirles el bolo, con mucha cara, pero a abrírselo.

R: Se portaron muy bien, nos dejaron el backline, la batería... ¡Unos tíos de puta madre! Se descojonaban, “vaya jeta que tenéis, chavales”. Y a partir de ahí nos llamaron ellos para tocar 2 ó 3 veces más. Hubo muy buen rollo.

S: Sí, también estuvimos luego en Bilbao. Visitando Barrenkalle, para arriba, para abajo, de garito en garito... y ahora nos alegra mogollón que también han vuelto.

¿Y con Manowar cómo salió el tema?

R: Pura suerte. El primer disco lo sacamos con una compañía que tenía contactos con Doctor Music, que era la productora. Iban a llevar a De Calle, pero el batería se rompió un brazo o algo así. Y nosotros eramos el otro grupo que tenía esa compañía de rock. Así que llegamos e hicimos la gira con los vikingos.

¿Cuántos conciertos?

S: Fueron 5 ó 6

R: Madrid, Castellón, Zaragoza, Barcelona, Sevilla.... y creo que ya está.

S: Muy bien con ellos, hacíamos mofa, pero se portaron muy bien.

R: Ellos eran unos señores, nosotros teníamos 22 años y ellos tenían... la edad que tengo yo ahora, estaban en los 40. Y en Zaragoza que ya había más confianza, vino Joey de Maio, abrió la nevera y dijo “Hei guys! Do you wanna change...?”, y yo que en esa época no hablaba inglés no le entendí. El tío cogió las botellas de zumo y se las llevó y nos trajo las de Chivas, Vodka...

S: En Zeleste, que fue el primer bolo, nos dijeron “Id a la nevera y coger lo que queráis”, y nos llevamos todo lo que había y lo metimos en el coche. Doscientas mil cervezas, vino, de todo, todo lo que había nos lo llevamos al maletero. (Risas)

Durante estos 14 años de parón, ¿en qué habéis estado metidos? ¿Os alejasteis del todo de la música? ¿Teníais otros proyectos?

R: Sergio y yo estábamos en stand by. Delfos estaba más alejado de la música, estaba rallado, hasta los cojones, dejó la música. Y este (Jordi) tocó con Ulake, que es un grupo de flamenco, y con mucha gente...

J: Sibaritas de la calle, cuatro o cinco bandas más, suplencias, de todo...

S: Es el músico del grupo.

R: Él y Delfos son los únicos que han estudiado. Yo le digo “¿Pero dónde?” y él me dice “En el 8 de la 3”.

J: Con 30 años que me apunté a clase y estuve 9. Ya no aguante más. El tío “dedo 1, dedo 2, dedo 3”, vaaaa... (risas)

R: Jordi es curioso. Esto no viene al caso. El otro día le viste tocar (en referencia a la visita al local de ensayo), no sé si te fijaste. Cuando haces una quinta todo el mundo la hace así (marca el típico gesto de tocar una quinta), Jordi la hace así (ver foto) ¡Es como un jodido Alien! (más risas mientras cada uno va comentando sus deformidades)

R: Vale, basta, basta, basta...

Me gustaría repasar qué opináis de los cambios que ha dado el panorama en estos tiempos.

El público

R: La gente ahora tiene una cultura musical más grande, más amplia. Hace 14 años le hablabas a la gente de cosas que se hacen fuera de aquí y todo era como muy nuevo. Ahora hay una inmediatez, Primal Scream, por poner un ejemplo al azar, acaba de sacar un video y la gente de España ya lo controla, lo conoce y puede comprarse las entradas por Internet.

S: Antes, a principios de los 90, el que era punk era punk, el que era metal era metal y solo eso, ahora da igual. La gente escucha de todo.

R: Hace 14 años, aquí en La Báscula, había mucha gente de Barna que le daba igual quién tocara. Sabías que entrar valía 300 o 500 pesetas y la bebida estaba bien de precio. La gente venía, daba igual quién tocará, si no te gustaba pues te tomabas unas copas. Hoy en día es al revés, los locales que programan buscan las horas en que no va ni Jesucristo al bar para tomarse una caña y te programan a ti, para ver si va gente, lo cual no favorece precisamente la cultura del rock.

Internet, el gran cambio.

R: Internet es una cosa cojonuda, eso es la puta polla. Llegas a un montón de gente sin levantarte de casa, tú grabas un disco o un vídeo, lo cuelgas, y ya hay un grupo de gente que sabe de ti y tú sabes que esa gente sabe de ti. Hace 14 años era más complicado, en ese tiempo hacías un videoclip y te lo comías. Había dos cadenas, la primera y la MTV. Pero lo que es una bendición es a la vez un gran problema, porque la gente ya no tiene que ir a verte para conocerte, te ve desde el sofá de casa y no necesariamente tiene que comprar tu disco. Si no van a verte y no compran tu disco es una putada. Pero es más fácil llegar a más gente y luego que algunos de esos decidan que vale la pena comprarse el disco o que la mayoría vayan a verte, que es de lo que vas a vivir.

Medios tradicionales y alternativos, fanzines, webzines, blogs...

R: Los webzines y blogs son el puto avance. Es lo mismo de antes, un chaval de Burgos estaba interesado en tu fanzine, pero era más complicado hacérselo llegar. Ahora solo necesitas un dominio y cualquiera puede verlo; además es más fácil darle continuidad.

R: Los medios tradicionales van en retroceso, sobretodo los catalanes. Aquí de siempre se ha tirado a un rollo y seguirán con el mismo. A mí me parece una indecencia, directamente, que Els Pets sigan sacando discos. Pero bueno, ahí están y van a tocar y venden 8.000 entradas y en Tarragona 15.000... tenemos lo que nos merecemos.

¿Qué opináis de la escena rockera catalana? Hace muchísimo que no sale ningún grupo que triunfe de verdad.

R: Catalunya y particularmente Barcelona son muy especiales. En el tema de la música somos muy peculiares. Siempre te encuentras las mismas barreras e impedimentos. La gente antes que ir a un concierto de Rock se va a un concierto de Camela o de Bisbal, es una realidad. Si además no hay ninguna ayuda, ningún apoyo... Siempre ha habido poco y ahora hay menos. Barna apesta. Barna, en la cultura rock, apesta. Si tienes una gafas de pasta, un Mac y un mezclador eres el puto amo de la ciudad. Te vas a Gracia, al Borne a cualquier sitio así y lo vas a petar, pero el rock... ya sabes lo que hay. Te puedes ir al Moog, que es una sala enana, y verás a los mejores DJ's del mundo, porque hay cultura de eso.

Y mirando al futuro. ¿Qué planes tenéis después de la gira? ¿Seguiréis con el proyecto o ha sido solo una reunión para este disco?

R: Tenemos dos días a la semana que no tenemos nada que hacer y quedamos para tocar. Seguiremos quedando para tocar. Tocar en un local sin hacer nada más es muy aburrido; entonces, ya que nos ponemos y tenemos un estudio de puta madre en el mismo local, pues grabamos. Y ya que grabamos, dices “ya que lo he hecho me gustaría enseñárselo a alguien”. Estaremos aquí hasta que se nos caigan los pedos, lo que aguantemos. ¿Que es este disco y dos más? Pues dos más, lo que sea.

S: Nos divertimos y mientras nos divirtamos seguiremos.

R: Y si vendemos 50.000 copias de aquí no nos saca nadie.

S: Nos mola la pasta, si vendemos 50.000 discos a lo mejor es cuando nos retiramos. ¡Enséñame la pasta! (risas)

Si tenéis algo más que decir, con eso lo dejamos...

R: Sí, que lo lectores de Manerasdevivir son las personas más inteligentes del planeta (más risas).

En esta locura

Escucha a Malos Tragos en Spotify.

Próximos conciertos

  • 20 abril: Barcelona
  • 12 mayo: Barakaldo
  • 1 junio: Barcelona
  • 2 junio: Salamanca
  • 15 junio: Tarragona
  • 14 septiembre: Madrid

Enlaces

Web de Malos Tragos

Videoclip: En esta locura






El texto de esta entrevista están protegidos por una licencia permisiva BY NC SA de Creative Commons. Enlace a este contenido: https://www.manerasdevivir.com/entrevistas/2012/malos-tragos

Buscador
Publicidad
Banner Fito
Publicidad - Rock CD - Líderes en Fabricación de CDs
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - Gira de Ciclonautas