Manerasdevivir.com - Noticias del rock

22 de septiembre de 2021 | Publica tus noticias A veces duele más que un látigo, vivimos bajo un cielo hermético

Los Enemigos. La vida tras la centrifugadora

Agosto de 2012. Por Kike Turrón y Kike Babas. Fotos de Lucía de Andrés

Los Enemigos han sido, son y serán un grupo a tener en cuenta a la hora de analizar históricamente el rock en castellano. Su forma de traducir el rock, tanto en lo musical como en lo lírico, tanto en directo como en estudio, ha dejado una impronta difícil de borrar e imposible de imitar. Sin ser un grupo revienta pabellones, Los Enemigos tocaron tanto, tan cerquita y tan seguido que lograron un público fiel hasta la sepultura y, lo que no se puede comprar: ganarse el respeto de la parroquia rockera. Para su suerte, la de los incondicionales, Los Enemigos resucitan este año para tocar en directo un repertorio que aún no ha tenido ni tiempo de envejecer.

En la sala La Riviera de Madrid, Los Enemigos se separaron aclamados por sus incansables e insaciables fans. Necesitaron tres días seguidos de concierto en el mismo recinto para estrechar todas las manos y besar cada una de las mejillas de la gente que se acercó hasta allí para decir adiós a uno de los grupos más carismáticos que ha dado el rock en castellano. Era el mes de abril del año 2002. Este pasado mes de Enero Los Enemigos se volvían a juntar, una década después de su despedida. Fue en Logroño, dentro de la programación del Festival Actual. Hubo un primer conato de reunión. Fue en la fiesta que el madrileño bar Agapo celebró en la sala Rock Kitchen. En aquella ocasión faltaron Manolo Benítez y Chema Animal sobre el escenario, exigencias del guión sugerían que acudiesen al acto los miembros más veteranos, y por eso acudieron el trío que grabó el primer disco: Josele (guitarra), Fino (bajo) y Artemio (batería). Así pues, contemos brevemente la formación y evolución de Los Enemigos.

Durante el año 1985 se fundó este grupo. Fue diecisiete años antes de los citados tres conciertos en la sala La Riviera, en ese mismo Madrid. Curiosamente, ninguno de los que sudaron sobre el escenario la despedida del grupo había sido miembro fundador. El carismático Josele entró un año más tarde de su formación, cuando el grupo ya estaba en marcha, aunque sus movimientos se redujesen casi a los ensayos en el local. Fino un poquitín mas tarde, en el 87. Chema entraría en 1989, cuando Artemio (fundador del grupo junto a un guitarrista llamado Roberto Arbolea) decidió cortar con el rock para dedicarse a un oficio más normal. Manolo Benítez entraría en la banda como apoyo a la guitarra de Josele en 1990.

Los inicios del grupo (y su sonido), nos remiten al barrio de Malasaña. Josele y Fino son quienes tenían más claro lo que querían transmitir. Sobre todo Josele Santiago (guitarra y voz), que es quién escribe las letras de las canciones y quién impone un criterio a la hora de sonar. Partían del rock crudo, del garaje, sin dejar de lado el blues. Lo demás fue una evolución personal que se fue palpando a través de los ocho discos editados (dejando fuera las bandas sonoras, el recopilatorio, el acústico y el directo), una evolución que se negaba a madurar por pura voluntad, que sabía del punk, del folk, del blues, de los 50´s y que conjugaba un verbo con el que te era muy fácil conectar. En todo caso, se trató de una evolución personal y una manera de vivir. Los Enemigos militaban en esto del rock and roll, vivían por y para ello. Y quizá por ahí llegó el cortar con una carrera que no había llegado a lo más alto, quizá por falta de reposo. Tras eso, los miembros siguieron sus caminos. Josele inició una carrera en solitario que se encuentra en pleno crecimiento, Fino siguió con Clovis y luego formó Los Eterno, además de seguir produciendo a bandas. Chema se adentró en el mundo del teatro y siguió ejerciendo de batería cuando la ocasión se le presentó. Manolo Benítez siguió su carrera con Freedom y se unió a Porretas como guitarrista.

Hemos hablado con Josele Santiago sobre esta Revuelta Enemiga, siempre es un placer volver a ver con vida a tus queridos enemigos.

Han pasado 10 años desde la separación. ¿Quién y cómo se plantea el volver a juntaros con los instrumentos de por medio?

Desde hace cinco que viene planteándose cada cierto tiempo, sin llegar a convencernos por una u otra razón. En la fiesta de aniversario del Agapo, Fino y yo nos encontramos con Carlos Mariño, a quien ya conocíamos de haber trabajado juntos en Galicia, y hablamos un rato del asunto. Al día siguiente seguía resultando tentador y nos fuimos poniendo en contacto con Chema y Manolo para ir concretando.

¿Me puedes hacer una fotografía, con palabras, que refleje el momento en que empezasteis el primer ensayo para esta Revuelta Enemiga?

Intentamos ponérnoslo fácil. Mientras enchufábamos nuestros cacharros en los locales del Rock Palace, en Madrid, hablamos de todo un poco y echamos unas risas. Cuando todo estuvo listo ataqué el riff de 'John Wayne' y hala, palante. Se me erizaron los pelillos del pescuezo al instante. Solíamos seguir sin parar hasta que alguien, generalmente yo, se atascaba. Tenía que hacer un esfuerzo considerable para mantener la concentración y no dejarme llevar por el aluvión de flashbacks que me estaban atizando en la cabeza. Sé que esto no me ocurría sólo a mí… La sensación al volver a casa, entre todo el follón de gente y las luces de Navidad, con los oídos todavía pitando y el cerebro aturdido, era extraña. Sentía cierta ingravidez mientras caminaba por el centro. Hacía mucho que no veía Madrid en Navidad. Sigue siendo una puta mierda.

¿Cómo se planteó el repertorio a seguir? ¿Ha ido evolucionando ese repertorio según habéis avanzado en la “gira”?

Llevé un primer borrador a aquel ensayo, que luego fuimos modificando según avanzaba la cosa. No es una tarea complicada porque cuentas 3 ó 4 niñas bonitas por cada uno de los 10 discos de estudio que tenemos y ahí está el repertorio. A lo que sí le dimos muchas vueltas fue al orden. Tenía muy claro que 'John Wayne' iría la primera y 'La Cuenta Atrás' la última, pero hubo muchos bailes en medio. Procuramos ir introduciendo alguna nueva en cada bolo, aunque no siempre es posible porque en los festivales tienen que ser muy estrictos con la duración de los shows.

Creo que fue en el Festival Actual, este último enero, vuestro primer concierto tras la separación. ¿Qué sensaciones se vieron antes y después del bolo?

Lo de Logroño fue demasiao. Nunca lo olvidaremos. La ciudad estaba tomada por hordas enemigas venidas de todo el país. Esperábamos una buena reacción, pero esto nos superaba. Fue muy emocionante. De lo más emocionante que me ha pasado en la vida. Nunca estaremos lo suficientemente agradecidos. Tenemos el mejor público que puede tener una banda de rock.

La organización de la gira es obra de Carlos Mariño y su agencia, Spanish Bombs, es a él, pues, a quién le contaríais las condiciones en que deseabais regresar. Más o menos, ¿qué pedíais para este regreso?

Básicamente garantías de poder ofrecer un buen espectáculo, por un lado, y de poder compaginarlo con nuestros respectivos proyectos, por el otro.

He visto que pasáis por grandes escenarios, con un buen puesto en el cartel, parece que el tiempo ha hecho justicia con vuestro trabajo. ¿Lo ves así?

Así es como yo lo veo. Tal cual. Muchos grupos no son reconocidos hasta que ha pasado un tiempo después de su separación, y entonces sucede que están muertos o que no se pueden ni ver. Nosotros tenemos la suerte de estar todos vivos y, además, tuvimos en su día el criterio de dejarlo a tiempo.

La idea de sacar la preciosa caja Desde el Jergón, ¿de dónde sale? Son tiempos en los que cuesta liar a algún sello para una aventura similar. ¿Cómo ha sido la negociación?

Fino puede ser muy persuasivo cuando se le mete algo en la cabeza. De todos modos, por lo que yo sé y contra todo pronóstico, en Warner se mostraron muy receptivos y dispuestos desde el primer momento.

Imagino que Fino ha sido el responsable de ejecutar la limpieza de masters, las cosas de botones y pistas siempre han sido lo suyo, ¿hasta qué punto te has involucrado en el proceso?

Sí, el currele de estudio ha sido cosa suya. Tiene toda nuestra confianza y todos sabemos que allí dentro, cuanta menos gente mejor. El “Enemigos wall of sound” es un concepto que tenemos todos muy claro. Nos conocemos muy bien. No tiene mucho sentido hacerme 600 kms. para decirle a Fino que suba un poco la voz y luego volverme a casa.

Así las cosas, nos hemos limitado a dar nuestra opinión sobre las distintas opciones de mezcla que iba trayendo cuando nos juntábamos para ensayar. No hubo ni una sola discrepancia. La selección del material también ha sido cosa de todos y estaba también bastante clara. En la parte gráfica sí que he dado bastante el coñazo a los diseñadores, como venía siendo tradición en todos los discos de Los Enemigos que he podido.

¿Ha habido sensación de Deja vu al volver a enfrentarse a estas canciones, a esas caras tan familiares?

Claro. Las canciones son muy viscerales. Casi todas conectan con historias muy concretas que pueden poner en marcha un montón de resortes hasta desencadenar una reacción emocional importante. Como cantante, tengo que tener mucho cuidado con esto. No debo dejar que esas reacciones se interpongan entre mí y la canción, porque la interpretación se desvirtuaría. Pueden desencadenarse, pero no llegar a interponerse.

Es difícil establecer los límites.

Sin lugar a dudas, Los Enemigos hicieron una carrera contundente, sin treguas, sin vacaciones, estabais disponibles todas las fechas del año, con o sin disco, en invierno o verano… echasteis el resto ahí. ¿Cómo ves desde la distancia todos aquellos años con Los Enemigos?

Nos gustaba así. Ensayábamos casi todos los días. Cuando no había bolos lo llamábamos vacaciones y aprovechábamos para irnos unos días por ahí. Pero solía haber todo el año. Era lo que queríamos, nuestro modo de vida, nuestro trabajo.

Tu sonido y tu forma de atacar la guitarra cambió bruscamente, en mi opinión, al empezar en solitario. El otro día que os vi en Sirocco aprecié eso, pensé: “coño, Josele ha domesticado al instrumento”.

Me alegra que te hayas dado cuenta. Creo que ahora sueno bastante mejor. Ya no me identificaba con el Marshall a todo trapo. Aunque en los últimos años con Los Enemigos ya estuve usando también otros muchos tipos de sonidos, todos de corte clasicote, nunca llegué a estar del todo a gusto con ninguno. Durante estos últimos diez años he estado cerca muchas veces, pero no ha sido hasta Lecciones de Vértigo que he encontrado un concepto de sonido con el que me identifico plenamente. Probé a ver si funcionaba también con el repertorio enemigo y pude comprobar que sólo tenía que subir un poco el volumen y añadir una pizca de grano. En cuanto al ataque, le sigo dando unas hostias importantes. Quizás las dosifico más ahora, pero mi manera de atacar la guitarra eléctrica sigue siendo bastante fuerte. Como he estado encargándome de la acústica la mayor parte del tiempo durante todos estos años ha sido un proceso muchas veces interrumpido y, en consecuencia, lento.

En esta década sin Los Enemigos has montado tu carrera en solitario, ¿en qué estado queda?

No está en stand-by ni nada que se le parezca. Tengo cuatro discos en la calle de cuya parte artística no puedo estar más satisfecho, si bien considero que su gestión no ha sido muy afortunada. Tengo una banda increíble y también hago bolos yo solo o en formato de dúo. Y sigo escribiendo canciones. Es como una adicción. Si no lo hago me pongo malísimo. Cuando menos te lo esperes tendré listo el quinto.

Discografía:

Ferpectamene (GASA, 1986)

Un tío cabal (GASA, 1988)

La vida mata (GASA, 1990)

La cuenta atrás (GASA, 1991)

Sursum Corda (GASA, 1994)

Tras el último no va nadie (RCA, 1994)

Hermana Amnesia/Por la sombra (RCA, 1995)

Gas (RCA, 1996)

Nada (Chewaka, 1999)

Obras Escocidas (Chewaka, 2001) * directo

Obras Escondidas (Al kilo Discos, 2002) * acústico

Desde el Jergón

Escucha Desde el Jergón en Spotify.

Próximos conciertos

  • 15 de septiembre - Albacete
  • 28 de septiembre - Bilbao
  • Enlaces

    Facebook de Los Enemigos






    El texto de esta entrevista están protegidos por una licencia permisiva BY NC SA de Creative Commons. Enlace a este contenido: https://www.manerasdevivir.com/entrevistas/2012/los-enemigos

    Buscador
    Publicidad
    Banner Fito
    Publicidad - Rock CD - Líderes en Fabricación de CDs
    Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
    Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
    Publicidad - GSR Producciones
    Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
    Publicidad - Gira de Ciclonautas