Manerasdevivir.com - Noticias del rock

21 de septiembre de 2021 | Publica tus noticias A veces duele más que un látigo, vivimos bajo un cielo hermético

Kutxi. "El verdadero triunfo será que las canciones nos sobrevivan"

Junio de 2012. Por Fernando F. Garayoa. Fotos de Lucía de Andrés

Kutxi en su Kutxitril, acompañado por el continuo cantar de los pájaros que habitan en innumerables jaulas, de nuevo se prestó a responder a nuestras preguntas. Sincero, certero, crudo y real, como la vida misma, desnudó a Marea.

Las cifras y los números que presenta el grupo en esta gira marean, ¿da miedo ver a Marea tan alto?

Miedo... No sé, a mí nunca me ha dado vértigo... Yo sé muy bien quién soy y dónde estoy; y la banda, cuando está bien, me sorprende poco. Que a la gente le haya gustado el disco, también lo tenía claro, porque nosotros solo hacemos las cosas cuando sabemos que van a ir bien, cuando tenemos ganas y cuando podemos poner todo el interés y todo el mimo en hacerlas. No somos una banda que tenga una regularidad, que saque un disco cada año... Solo lo hacemos cuando las situaciones personales de los cinco nos permiten estar bien y eso nos deja hacer música con alegría y cierto grado de inspiración, y no al revés. Para mí esto no es una profesión, es el resultado de un estado de ánimo común. Y creo que nuestro éxito es precisamente el poder haber hecho esto seis veces. A partir de ahí, y aunque suene a tópico es verdad, me importa poco lo demás, en el sentido de que si tenemos que volver a tocar en salas, lo haremos... Y, de hecho, supongo que volverán esos tiempos, ya que el 100% de los grupos con carreras dilatadas han tenido sus travesías por el desierto; si hemos saltado épocas muy duras a nivel personal, como para no saltar las profesionales; estas que vengan cuando quieran, que las saltaremos con la punta de la polla.

Con la edición de 'En mi hambre mando yo' sucedió que Kutxi defendió el trabajo y a la banda de forma mucho más vehemente que en discos anteriores, ¿por qué?

Aunque yo he seguido haciendo todas las letras, era el primer disco en el que nos metíamos los cinco a hacer canciones a la vez. Antes de empezar este álbum, teníamos claro que nos íbamos a meter los cinco en el local solo con ideas para fabricar las canciones allí dentro. Por lo tanto, es el primer álbum del grupo al 100%; aunque sea el sexto, es el más Marea de todos. Esa es la magia de la música, que se crea de la nada... Un escultor necesita una piedra y un pintor una superficie; la música no necesita nada, tú te metes en un cuarto y haces canciones... no es tangible, es maravilloso.

También por primera vez con este trabajo Marea se prestó a aparecer en televisión.

La gente siempre nos preguntaba por qué no salíamos en las teles, pero es que nunca nos habían ofrecido algo serio... Si a mí me viene una tele o alguien que tenga un programa de televisión verdaderamente interesado en la música, no en hacer el payaso, o en ir al Hormiguero a vestirme de pingüino o a hacer un invento con Flippy y Chiquito de la Calzada... hablamos de lo que quieras. Siempre que sean las cosas con respeto, hablamos; pero pocas veces se da. Que viene el telediario y quiere que hablemos del disco, yo se lo cuento, no pasa nada... Y además a nuestras madres les hace un montón de ilusión. "Muy famosos no seréis porque no salís en la tele", nos decían; pues mira, por hablar, salimos en el telediario, que es el súmmum... Bueno, no, el súmmum es Sálvame.

¿Está alcanzando el rock cierta dignidad en este país?

Qué va... Mira, decía Unamuno que quien defiende el yo, defiende todos los yo, que es el nosotros. No está en mi mano, o en nuestra mano, el hacer una cruzada a capa y espada por el rock. Pero sí creo en la individualidad, y creo que cada uno debemos intentar dignificarlo... Pero como colectivo, como rock, ¡qué va! En este país son famosos los toreros y la copla, y para de contar; y eso es lo que representa este país de mierda, hartos de pan duro, de analfabetos y de subnormales que somos, en general. ¡Y ya está! El rock, podemos contar lo que queramos, pero no es nada; si el culo tuviera un culo, eso sería el rock. A mí, por lo que me toca, mientras viva voy a intentar hacer de la manera más digna posible mi labor y si eso es un grano de arena para que otro, y otro, y otro lo dignifiquen, pues igual entonces entre todos podemos hacer que se le mire con otros ojos. Aquí si no levantas un poco la cabeza no eres nadie, y, además, luego se olvida rápido... Pasa con el rock, con la dictadura, aquí a todo el mundo se le olvidan las cosas muy rápido.

¿Se puede ser feliz viviendo de y en el rock and roll?

Claro que sí... Se puede ser feliz cogiendo cartones o chatarra. La felicidad no es un estado de ánimo, son momentos de un estado de ánimo. La vida siempre te va a intentar demostrar que lo suyo no es una broma, pero tú tienes que demostrarle que no hay nada solemne ni perecedero ni trascendental. Desde el momento en el que soy ateo convencido, no creo en la trascendentalidad de nada. Los católicos lo tienen mucho más fácil porque creen en la vida eterna, y sin embargo están todo el día quejándose y llorando; y no sé de qué se quejan, sin van a vivir para siempre. Yo que soy ateo me parece todo estupendo. A los colegas católicos que tengo ya les digo, que no sé por qué están todo el día con miedo a la muerte, si os esperan 100 vírgenes lubricadas en el walhalla (risas)... Deberías estar contento de que te mate ahora mismo si quisieras, deberías implorarlo (risas)... Si lo que viene es mejor, qué hostias hacemos aquí.

¿'Mierda y cuchara' han alcanzado el equilibrio en Marea?

No. Yo siempre digo que prefiero pasar hambre que comer mierda, pero eso ya está dentro de la idiosincrasia de cada cual y se llama dignidad y orgullo. Dicen que el orgullo no vale para nada, pues yo soy muy orgulloso e intento ser muy digno. Por otra parte, creo que se puede hacer de otra manera porque yo entiendo las situaciones personales y familiares, pero que luego no me den la catequesis; que cada cual se busque la vida como quiera.

¿Cambiarías esta forma de vivir apegada al escenario?

Bueno, date cuenta de que la mayoría del tiempo yo no soy nada. Decía un poeta que uno no es lo que piensa ni lo que expone ni lo que dice, uno es lo que hace, y solo eso. Por lo tanto, la mayoría del tiempo no soy nada porque no hago nada, solo vivir, soy un ser vivo. Hubo un tiempo en el que fui peón de albañil, y otro tiempo en el que fui escritor o jugador de baloncesto... Ahora mismo no soy nada, porque la mayoría del tiempo no hago nada, voy a tocar, de vez en cuando, escribo, de vez en cuando... Pero la mayoría del tiempo, vivo.

En ese particular no ser nada, ¿has echado en falta una vida más 'normal'?

No, yo desde pequeño tuve claro que no era muy normal... Así que sería una pérdida infinita de tiempo y una frustración intentar ser como los demás, en cuanto a lo que estamos acostumbrados a entender lo que es ser como los demás... Sí hubo una temporada que me esforcé en ello, pero no sé hacerlo... Igual que no sé mascar chicle o conducir un coche, cosas que hace todo el mundo y yo no. Yo si me meto un chicle en la boca, me lo trago; me puedo comer un paquete en media hora (risas). Soy un ser humano masculino, no sé hacer dos cosas a la vez, no me da: o cago o respiro, o como chicle o miro la tele... Por eso conducir un coche me parece algo para mentes extraordinarias, ¡qué de cosas hay que hacer! El loro, enciende un cigarro, pisa ahí, retrovisor, mira la gasolina... Yo no llego hasta ahí, yo solo una cosa a la vez.

¿Qué es la libertad para Marea?

No conozco a nadie libre al 100%, dentro del concepto que tengo yo de libertad. Lo que sí conozco es a personas que tienen celdas muy amplias. Y yo creo que los Marea, como grupo, tenemos una celda bastante grande, que además está bien porque nos la hemos fabricado nosotros. Hay gente a la que le imponen las rejas, otros las fabrican bajo presiones, todos tenemos una celda... Nosotros nos la hemos fabricado a nuestro albedrío; y yo en lo personal también, me la he fabricado del tamaño que yo quería, y me vale y me sobra.

Después de tantos discos, y con tantas cosas que ha pasado y pasan, ¿nunca te has planteado hacer una letra directa, sin metáforas ni revueltas?

No, porque todo el mundo me perdería el respeto porque me comprendería. Yo soy muy educado, soy un tío que la virtud que más aprecia en una persona es la educación, aunque sea un asesino de masas, si es educado, de primeras, conmigo tiene buen rollo... Y yo, como soy educado, no quiero entender a nadie ni que me entiendan, porque entender a una persona es una auténtica falta de respeto. Así que yo, por educación, no voy a hacer ni el más mínimo esfuerzo por entender a nadie... Pero, de todas formas, tan difícil no escribiré porque la gente dice: "Qué cosa más rara, pero me gusta". Así que algo sentirán, distinto a lo que siento yo, seguramente, pero si ha servido para pulsar algún botón dentro de cada uno...

"Con tanto rumiar las briznas, me olvidé de echarle más pelusa al ombligo y, tal vez, debí mirar atrás y preguntar si ayer la lontananza era limpia y la senda también", dices en 'El día que lluevan pianos'. ¿Se puede ver aquí una reflexión sobre el camino seguido por Marea?

Claro, creo que es una frase muy clara. No creo que la palabra sea arrepentimiento, pero nunca he pensado en mí y alguna vez sí tenía que haberlo hecho. Pero bueno, es algo vacuo y baladí porque ya ha pasado. Soy un tío al que le importa poco el pasado y mucho menos el futuro (risas). El pensamiento es libre y asesino, y a veces te dices a ti mismo que debieras haberte parado dos minutos, pero nunca me paro... Acción, reacción; causa, efecto.

"Viví entre tanto alboroto que no me paré a escuchar el crujir de retamas" se escucha en 'Plomo en los bolsillos'. ¿La vorágine en la que se sumerge Marea ha provocado la pérdida de pequeños detalles de la vida, ya irrecuperables?

Claro que sí. La vida es una puta balanza y lo que pones en un lado para que se equilibre va a estar en el otro; y si no lo pones tú, lo hará la vida. Eso es así, tienes que estar dispuesto al sacrificio y, luego, darte cuenta de si merece la pena... El sacrificio siempre existe, en cualquier acto: si tú te fumas dos paquetes no puedes subir con Induráin el Tourmalet a dar un paseo por la mañana.

¿Y han merecido la pena esos sacrificios?

Sí, no hay más que comparar el rock and roll, que es un oficio muy plácido, con los que hemos tenido todos nosotros, que hemos sido obreros. Por otra parte, los rockeros y los músicos vivimos en la puta inopia inmersos en un mundo paralelo, que en mi caso son más, porque tengo la literatura... Mundos irreales en los que se vive pero que solo entendemos los que estamos ahí metidos, lo que nos permite transitar entre los dos mundos, el irreal y el real. Y merece la pena tener esos dos mundos, porque la mayoría de la gente solo tiene esta puta mierda, así que hay que dar gracias, aunque tengas que perderte muchas cosas o hacer sacrificios personales. Pero claro que merece la pena, porque en una obra de las siete de la mañana a las siete de la tarde haces muchos más sacrificios.

¿Son necesarias las puntadas sin hilo para aprender a sentir el rock and roll?

Hay que dar puntadas... Y a veces se te olvida poner el hilo, enhebrar la aguja o qué cojones ibas a coser... Pero lo importante es dar puntadas, todo el rato... Y aunque seas un mal tirador, tú pega mil tiros que alguno dará, si lo que te gusta es tirar (risas)...

La primera parte de la gira en Latinoamérica, ¿ha servido para comprobar que lo sembrado ha dado sus frutos o todavía estamos plantando semillas?

Cada vez viene más gente a los conciertos, pero no es mi plan hacer las Américas... Yo voy a América por educación, porque son una gente súper educada y lo piden con tanta educación que vamos.

¿Por qué es y por qué se vive de forma tan diferente el rock allí?

Te lo voy a resumir en una frase. Pierde menos el que se pierde por su pasión que el que pierde la pasión. Y ellos la tienen intacta.

¿Cuándo llegará el final de la gira? Y, tras el mismo, ¿de nuevo Marea se dejará en barbecho?

Queríamos ponerle fin como a finales de año, algo así. En septiembre acabaremos lo gordo porque parece ser que en octubre vamos a volver a América. Luego queda una actuación en Londres y un goteo hasta el concierto fin de gira que no sé todavía dónde será. Y al acabar, barbecho, por supuesto; es algo absolutamente necesario, al menos para nosotros.

¿Qué tal han envejecido las canciones de Marea?

No sé, no lo había pensado nunca. Creo que no hay una gran diferencia entre nuestras primeras canciones y las últimas; la diferencia es, evidentemente, que se tocan mejor. Pero aquellas primeras siguen arañando y tienen pellizco... Yo cuando escucho a los chavales en los coches, antes de los conciertos, que tienen los primeros discos a todo rabo, me doy cuenta de que todavía arañan... El verdadero triunfo sería que las canciones te sobrevivan, que tú desaparezcas y no tengas ni identidad. Lo más grande de una canción es que no sepas ni importe quién cojones la canta ni quién la ha hecho. Creo que las canciones de Marea envejecerán bien, aunque lo guay sería que fueran como las de los Leño, que son inmortales; como las de los Beatles, no, que son unos moñas (risas).

¿Cómo entiende Marea su relación con los fans?

Creo que somos muy cercanos, y tampoco creo que haya un fanatismo desaforado hacia nuestras personas. Ahora está el Youtube, pero antes, cuando no había, los chavales me solían decir: "Pues yo, escuchándote, pensaba que eras de otra manera" (risas). Creo que nuestros seguidores también nos sobreviven. Nosotros, antes o después de los conciertos, no nos escondemos, estamos por ahí, firmamos... Quizá eso haga que se pierda la magia y la leyenda de los inaccesibles; y es que hay gente que se lleva hasta decepción cuando ven que no eres más que un tarugo, que no eres una estrella...

¿Por qué se les tiene tanto cariño y respeto a las bandas navarras?

Yo creo que es el carácter navarro, ya nos lo decía nuestro antiguo mánager, Javiertxo: "Si es que sois todos unos navarros". Y yo me imagino lo que quería decir (risas). Tú vas a un camerino y me ves a mí dirigiendo el tráfico, al Brigi haciendo katas y a Joxemi con el papel higiénico en la cabeza y dices: "Esos son los navarros" (risas). Y luego, que un navarro nunca retrocede, se da la vuelta y continúa; es pura cabezonería (risas). Va dentro del carácter, y es que se cae una chapa de cerveza al suelo y ya estás bailando... Es la tradición histórica de que haya fiestas en un pueblo cada 15 minutos o el gusto desmesurado por las bebidas alcohólicas, esa maravilla que tanto nos une y nos separa... El agua separa a los pueblos y el vino los une; y nosotros somos un pueblo muy unido (risas).

Es la primera vez que Marea toca 'a pleno pulmón' en Berriozar, en su casa. Un concierto especial para el que, en principio, habías planteado casi una colaboración por canción...

Sí, pero no ha podido ser porque están todos con sus bandas... Pero tocarán unos cuantos, desde El Portal de Jade hasta Juanito Bocanada, Mariano Calaña, Luter, Flako Txarrena, Iratxo, mi hermano Martín, Mikel Poza pintará un mural en el escenario durante el concierto... Será un rollo muy pueblerino, muy nuestro, que contará con Bocanada al principio, así que entre los dos haremos tres horas y media de concierto, por lo menos. El repertorio será el habitual de la gira, dando un repaso a todos los discos y en especial al último. Creo que nunca hemos tenido un repertorio tan al detalle, y queríamos que la gente también lo disfrutara aquí.

Para terminar, mirando por el ojo de la aguja, ¿cómo te gustaría ver a Marea dentro de diez años?

Como ahora, o como hace cinco años o como hace doce... Y si no me los encuentro así, prefiero no encontrármelos. Y eso es lo que voy a intentar, que Marea nos sobreviva, tenemos que mimarlo para que sea inmortal... Y para lograrlo no hay que mancillar el nombre ni hacer cosas que vayan en contra de nuestros principios, por decirlo de alguna manera. No sé si somos hombres de principios, pero lo que sí sé es que no somos hombres de finales (risas). Lo que quiero es que el nombre de Marea sea tan digno que se tenga que pronunciar con la boca limpia. Así que cuando acabe esta gira, si no hay más discos de Marea es porque no tenía que haberlos... No habrá nada raro ni surrealista ni marciano sino porque el sentimiento común decidirá que no hay que hacerlo, o sí. En este sentido, lo que más me gusta es que los cinco tenemos un respeto absoluto hacia lo que significa Marea.

"Aquí son famosos los toreros y la copla; eso representa este país de mierda, hartos de pan duro, de analfabetos y de subnormales que somos, en general. ¡Si el culo tuviera un culo, eso sería el rock en este país!"


"Como soy educado, no quiero entender a nadie ni que me entiendan porque entender a una persona es una auténtica falta de respeto"


"La magia de la música es que se crea de la nada... Un escultor necesita una piedra pero la música no necesita nada, te metes en un cuarto y haces... no es tangible, es maravilloso"


La felicidad no es un estado de ánimo, son momentos de un estado de ánimo. La vida siempre te va a intentar demostrar que lo suyo no es una broma, pero tú tienes que demostrarle que no hay nada solemne ni perecedero ni trascendental.


No conozco a nadie libre al 100%, dentro del concepto que tengo yo de libertad. Lo que sí conozco es a personas que tienen celdas muy amplias. Y yo creo que los Marea, como grupo, tenemos una celda bastante grande, que además está bien porque nos la hemos fabricado nosotros.


Pierde menos el que se pierde por su pasión que el que pierde la pasión.


Yo cuando escucho a los chavales en los coches, antes de los conciertos, que tienen los primeros discos a todo rabo, me doy cuenta de que todavía arañan.


Nosotros, antes o después de los conciertos, no nos escondemos, estamos por ahí, firmamos... Quizá eso haga que se pierda la magia y la leyenda de los inaccesibles; y es que hay gente que se lleva hasta decepción cuando ven que no eres más que un tarugo, que no eres una estrella...


Tú vas a un camerino y me ves a mí dirigiendo el tráfico, al Brigi haciendo katas y a Joxemi con el papel higiénico en la cabeza y dices: "Esos son los navarros".


Lo que quiero es que el nombre de Marea sea tan digno que se tenga que pronunciar con la boca limpia.

El texto de esta entrevista están protegidos por una licencia permisiva BY NC SA de Creative Commons. Esta entrevista fue publicada previamente en El Diario de Noticias de Navarra. Enlace a este contenido: https://www.manerasdevivir.com/entrevistas/2012/kutxi-marea

Buscador
Publicidad
Banner Fito
Publicidad - Rock CD - Líderes en Fabricación de CDs
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - Gira de Ciclonautas