Manerasdevivir.com - Noticias del rock

22 de septiembre de 2021 | Publica tus noticias A veces duele más que un látigo, vivimos bajo un cielo hermético

Jorge Salán

Abril de 2011. Por Chena Black Bird. Fotos de jorgesalan.com

Con motivo de la segunda visita de Jorge Salán a Santander, y agradeciéndole sinceramente el tiempo dedicado y el ambiente amigable y relajado que mantuvimos durante toda su estancia aquí, os dejamos esta entrevista, que esperamos sea de vuestro agrado.

Dos años han pasado desde tu última visita a Santander, visita en la cual dejasteis el pabellón bien alto en todos los sentidos, recordando, fue en un concierto en la sala Heaven D.C. junto a Emboque. ¿Qué recuerdos tienes de aquel concierto, y qué similitudes o diferencias habrá para este siguiente? (Recordamos que esta entrevista se hizo dos días antes del concierto en Santander junto a La Hermandad) ¿Cuentas con la misma banda que en la visita anterior? ¿Habrá mucha variación en cuanto a set list?

Tengo un buen recuerdo de ese fin de semana, puesto que al día siguiente tocábamos en Zaragoza, y al día siguiente de Zaragoza nos íbamos a Alemania, ha hacer la gira con Jeff Scott Soto, gira que duró tres semanas. Respecto a la banda que me acompañará este próximo jueves, sí, es la misma, y está formada por Carlos Expósito (batería), Fernando Mainer (bajo) y Javier (teclados). Esta banda es con la que trabajo habitualmente, tanto en estudio como en directo, y el set list, sí ha cambiado algo, ya que en estos dos años he sacado disco nuevo y he preparado y modificado temas, y he añadido alguna versión nueva en los conciertos. Todo esto es debido también a que en estos dos años he cogido mucha experiencia como Jorge Salán en conjunto, es decir, como guitarrista y como cantante de una banda de Rock, lo cual ha hecho que esté mucho mas cómodo con mi voz en los conciertos, y pueda desarrollar shows más completos.

La gente se centra e identifica mucho en tu faceta más conocida, que es la de guitarrista, y según yo lo veo, esta misma gente, se olvida un poco de tu faceta como vocalista o cantante. ¿Qué nos puedes decir sobre esto? ¿Cuáles fueron tus inicios como cantante? ¿Has tenido algún tipo de preparación a nivel técnico con academias o profesores?

La verdad que a mí siempre me gusto cantar, así que un día grabe una maqueta con mi voz y los medios de que disponía en ese momento, y sin decir a nadie que era yo quien cantaba, la moví entre todo tipo de gente, tanto “entendidos” o profesionales de la música como público de calle, obteniendo unas muy buenas críticas y opiniones, lo que hizo que me metiese de lleno en mi faceta como cantante y grabase mi primer disco, que fue Chronicles of an Evolution (2007).

En cuanto a mi formación como cantante, ha sido de dos años en clases con distintos profesores y con algún que otro intervalo en el tiempo, y se basó bastante en técnicas de respiración, de saber si te estás rompiendo la voz, y qué tienes que hacer para no llegar a este punto, y todo esto me sirvió de muchísima ayuda de cara al directo, sobre todo cuando uno enlaza varios conciertos seguidos.

También me he formado como cantante en el directo, aunque ahí no he podido hacerlo desde cero, es decir, en mis directos la gente ya esperaba que todo fuera perfecto, y eso era bastante complicado ya que no solo era cantar sin apenas experiencia, si no que era cantar y tocar cosas bastante complejas con la guitarra al mismo tiempo, pero bueno, eso ya lo voy controlando bastante, he cogido bastante experiencia en estos 4 años que han pasado, y eso hace que este bastante cómodo hoy en día tocando y cantando al tiempo. También tengo que decir que no me considero un cantante en el sentido de la palabra cantante, me considero más como un cantante del estilo “Mark Knopfler”, es decir, alguien que no tiene una gran voz, pero que sí tiene una voz muy personal, y quién o qué mejor que una voz así para crear, cantar e interpretar tus propios temas, que uno mismo.

Siguiendo con el tema de compaginar las facetas de cantante y guitarrista al tiempo, y siempre desde la exigencia a la que te has enfrentado y encontrado desde el principio, ¿cuando estás preparando nuevos temas o cuando ya estás en el estudio grabándolos, te planteas el hecho de variarlos algo por la complejidad de los mismos? ¿Los cambias algo, pensando que el día de mañana vas a tener que llevarlos al directo y te puede acarrear problemas o complicaciones extras? ¿O los grabas sin más y los cambias luego en el directo?

La verdad que los grabo como creo que debe ser, o como creo que deben quedar, aunque luego sí es verdad que pienso que podía no haberme complicado tanto en alguna parte, porque hay veces que a la hora de preparar el directo las paso putas(risas).

Esto también me sirve para obligarme a esforzarme día a día y a currarme partes difíciles, hay partes que las tienes que practicar como un batería, separando y poco a poco, con el metrónomo despacio, dividiendo partes, y bueno, al final va saliendo.

Siguiendo con la parte vocal o de composición dentro de tu faceta musical, ¿de qué hablan o sobre qué tratan las canciones de Jorge Salán? ¿En qué te basas a la hora de hacer o componer una nueva canción?

Hay muchas temáticas en mis letras, son historias que me han podido pasar a mí, o que le han pasado podido pasar a cualquiera. Por norma general, me baso en la vida misma, no escribo sobre temas mitológicos o escribo letras conceptuales por ejemplo, pero sí hablo un poco de todo, del amor a la música, al rock, algunas que son tributo a la guitarra, otras hablan sobre drogas, o de vivencias o historias que puedes leer un día cualquiera en un periódico.

¿A qué le dedicas más tiempo, a tu preparación vocal o a tu preparación como guitarrista?

A mi parte como guitarrista, entre otras cosas porque los profesores de canto no recomiendan ensayar más de una hora u hora y media al día la voz, y en cuanto a las horas que le dedico a la guitarra, cuando tengo tiempo, todas las que puedo o todas de las que dispongo. Hay veces que puedo tirarme 4 días sin tocar porque estoy produciendo un disco y otras que me tiro dos semanas seguidas tocando y estudiando 6 horas al día.

Mirando un poco hacia el pasado o hacia tus inicios, y para quien por desgracia no te conocía hasta tu entrada en Mägo de Oz, ¿cómo fue o cómo surge la oportunidad de entrar en una banda de primera línea, y de dónde provenía un Jorge Salán hasta la fecha desconocido para el gran público?

Yo tenía dos amigos periodistas que un día fueron a hacer una entrevista a Txus y me dijeron de acompañarles a la entrevista. Yo por aquel entonces tenía 19/20 años, y todavía no había editado mi primer disco, aunque sí lo tenía grabado, y el día de la entrevista se lo puse a Txus. Él lo escuchó y me invitó a tocar un solo en la canción La Venganza de Gaia del disco Gaia I. A partir de ahí mantuvimos el contacto y le hicimos entre Txus y yo a Jose Andrea (cantante de Mägo) los arreglos para el disco en solitario que estaba preparando. También conocí al resto de los componentes de Mägo, hasta que un día me llamó Txus para ver si podía sustituir a Carlitos a la guitarra, ya que este último estaba con tendinitis, y así no tenían que parar la gira, ya que les quedaban unas 10/15 fechas por hacer. El grupo quedó muy contento y en el último concierto de la gira (Villalva /Madrid), me plantearon el quedarme en la banda como miembro oficial de la misma, ya que lo habían hablado entre todos, y de común acuerdo querían que me quedase con ellos. Como te puedes imaginar, fue una oportunidad que no podía desaprovechar, y que acepte, sirviéndome esto para conocer el mundo de la música en toda su magnitud, giras de 120 conciertos al año, por España, America, etc., lo cual hizo que se me empezase a conocer también en mi faceta de músico en solitario, y que me sirviese de mucho, ya que fueron 5 años de muchas experiencias y de mucho trabajo realizado a las espaldas.

El haber entrado en Mägo de Oz, ¿supuso un antes y un después en la carrera de Jorge Salán?

Sí, por supuesto, antes de entrar en Mägo yo ya había tocado en directos, pero de repente pasé de haber tocado en directos a tocar en Las Ventas para 20.000 personas, a hacer giras en las que los conciertos eran de 6.000 personas por noche. También vi lo que era el negocio de la música estando dentro de un grupo grande, viajando mucho, ya no solo por tocar en los sitios en los que estabas, si no que por ejemplo cuando íbamos a tocar a México o a Costa Rica, teníamos bastantes días libres y los aprovechabas y conocías mucha gente nueva, y muchísimos sitios nuevos, fue una experiencia que aportó a mi vida muchísimo.

¿Podríamos decir que tu proyección a nivel internacional también empezó ahí?

Sí, por supuesto, el otro día por ejemplo estuvimos tocando en México con M.S.G, y sí que se notaron los 4 años que estuve tocando y girando con Mägo por todo Latinoamérica.

Después de abandonar Mägo y viendo tu trayectoria y tu carrera, creo que ha habido otro antes y otro después, sobremanera a nivel internacional, ya que has compartido cartel y escenario con gente de la talla de M.S.G o de Jeff Scott Soto, de hecho tocas en la banda de Jeff Scott Soto. ¿Cómo se gesta todo esto? ¿Y cómo es la “antesala” que precede a todos estos acontecimientos?

En el caso de Jeff Scott Soto, yo tenía un amigo promotor que era el que le traía a España, y le pedí su dirección de contacto para mandarle mi disco From Now On, al cabo de 10 días recibí un mail suyo diciéndome que le había gustado mucho el disco y que quería seguir manteniendo el contacto conmigo. La cosa quedo así, hasta que cuando vino a tocar a España con Soul Circus (proyecto del guitarrista de Journey, Neal Schon, en el que Jeff cantaba) me llamó y quedamos en vernos en el Honky Tonk en Madrid. Allí nos conocimos en persona, y a partir de ahí él colaboró y grabó una canción de mi disco Chronicles of an Evolution 2 años después de esto, y pasados otros dos años, ya me propuso ser oficialmente el guitarra de Jeff Scott Soto, cosa que a día de hoy soy. Como puedes ver esto es muy curioso, alguien a quien mandas un disco, acabas tocando con él y siendo el guitarrista de su banda, o incluso como es el caso ahora mismo, componiendo alguna canción para su próximo disco en solitario.

Ese fue el caso suyo, con el resto de los músicos con los que he colaborado, o que han colaborado ellos conmigo, ha sido mandándoles tu música y que, partiendo de que les gusta lo que haces y tu proyecto, se pueda hacer. No hay otra manera.

¿Tocar en la banda de Jeff Scott Soto, hace o puede hacer que se abran las puertas para futuros nuevos proyectos internacionales tanto para ti como para otros músicos españoles? ¿O seguimos pensando que solo se puede idolatrar o que eso solo lo pueden hacer los músicos que vienen de fuera de aquí y no al revés?

Por supuesto, siempre he dicho que en España tenemos un complejo al pensar que no tenemos músicos como los que hay fuera de España, y bueno, la prueba la tienes en mi caso, que me ha llamado gente que lleva toda la vida en esto del rock, gente que se las sabe todas, gente de la talla de Eric Martin de Mr.Big, el mismo Jeff Scott Soto...

Lo que pasa aquí es que esto es España, y uno tiene que luchar contra complejos y demás, ya que vivimos en el país de la envidia, y del criticar por criticar, y de todas esas cosas que pasan en este tipo de ambientes, pero sí que es verdad que lo uno lleva a lo otro. Por ejemplo, a mí la banda Talismán me fichó como guitarrista con una gira mundial de por medio, grabación de nuevo disco y demás, y ya prácticamente con las maletas hechas, me avisaron de la trágica muerte del bajista de la banda, Marcel Jakob, y se canceló todo. Pero sí, creo que es un buen ejemplo de lo que dices, de que lo uno lleva a lo otro.

Vivimos en un país en el que la música no se ve como en otros países, y como parece que los músicos en España tienen que reinventarse a cada paso que dan, y empezar la casa desde cero a cada nuevo proyecto que empiezan, en tu caso, tras abandonar Mägo y seguir con tu carrera en solitario, ¿sentías que la gente te entendía y te apoyaba? ¿O, por el contrario, la gente te decía que te estabas equivocando, y que siguieses en Mägo?

No lo sé, yo no puedo pensar en lo que pensaría la gente, yo tengo que hacer lo que me dice mi interior, y mi interior me decía que yo tenía que seguir en solitario. Para mí hubiese sido bastante fácil seguir en un grupo en el que ganaba bastante pasta, en primera línea, con mucho curro, con muchos conciertos, y sin embargo dejas un grupo en el que tienes todo eso por empezar en un proyecto propio desde cero y por ponerte a construir esa casa desde los cimientos. Entonces, quien critique eso, no lo entiendo porque, en todo caso, el tomar esa decisión es bastante más dura que la de seguir en el grupo, creo yo.

Artistas internacionales forman bandas con una facilidad aparente, bandas que tienen una muy buena y rápida aceptación en España, pero si lo hacemos al revés, parece que no es lo mismo. En tu caso y tras “reinventarte” tras tu salida de Mägo y apostar por Jorge Salán como banda y viendo la aceptación, éxito y popularidad que estás consiguiendo en el día a día, ¿sientes o crees que te toca empezar de cero a cada paso que das, viendo la situación de cómo está la música en España en el día de hoy?

No lo sé, yo lo único que sé es que este es un trabajo en el que hay que estar un poco loco para seguir en él, amarlo sobre todo, porque la gente que está en esto, bien sea el que tiene una sala de conciertos, el que entrevista para una web, o el que toca la guitarra, todos estamos en esto porque amamos la música y eso, una vez que estás en esto, no lo puedes dejar. Yo tengo claro que, me vaya bien o me vaya mal, soy lo que soy. De aquí al resto de los días soy músico y eso no se va a poder dejar nunca, entonces, simplemente, no lo pienso. A mí lo único que me preocupa es que me dejen tocar la guitarra y seguir haciendo mi trabajo como músico, que es lo mejor que sé hacer, así que mientras llegue hasta ahí, genial, no busco público mayoritario, me da igual tocar para 500 personas que para 10.000, lo único que me importa es hacer la música que me gusta, no tengo otro objetivo en la cabeza.

¿En todos los años que llevas como músico has tenido algún parón por algún motivo?

No, ninguno, de hecho yo creo que ha ido a más curro.

¿Has sufrido alguna lesión que te haya impedido tocar la guitarra, alguna cosa típica de guitarrista como tendinitis o cosas así?

No, nunca, toca madera… (risas)

Volviendo un poco a la guitarra, cuando vas a directo, ¿procuras plasmar el disco en él o por el contrario varías algunas cosas?

Sí, sí vario, cambio cosas, alargo algunas partes, doy más protagonismo a los músicos en ciertas improvisaciones... Yo el disco me lo planteo de una manera y el directo de otra, el directo es otra historia, no todo lo que grabas en un disco puede sonar bien en directo, a lo mejor tienes que buscarte que la banda suene de otra manera, hacer otro tipo de arreglos, siempre dejando libertad a la banda, sobre todo si tienes buenos músicos y no les das cancha, ya que entonces estarías desaprovechando el talento que tienen.

La banda que te acompaña en directo es un lujo. ¿Es la misma con la que grabas en estudio?

Sí, tengo la suerte de tener en la banda a Fernando Mainer, Javi Díaz y Carlos Expósito, es gente que lleva conmigo 10 años trabajando, exactamente desde el primer disco. Para el estudio cuento con un grupo de unas 10 ó 12 personas con las que trabajo habitualmente, porque a veces los músicos con los que cuento siempre no pueden acompañarme por la cantidad de compromisos musicales que tiene en el día a día, y para esas ocasiones, tengo la suerte de contar con Luisma (bajista de SanTelmo) o Edu Brenes (batería de Skunk D.F). Y la verdad que estoy muy a gusto con la gente con la que estoy, porque aparte de ser buenos músicos, es muy importante que sean buena gente, porque estás conviviendo en la furgoneta, en hoteles, en muchos sitios, y un tío que sea un gilipollas te puede joder toda la gira.

¿Ratificas el famoso dicho de que los guitarristas son unos inconformistas con su sonido, y que siempre están indagando y cambiando equipo, sonidos y demás?

Yo eso lo veo bien, creo que nadie debe de ser conformista con nada, ya seas guitarrista, cantante, pintor o director de cine. De hecho hay un anécdota curiosa en la película de Kubrick, El Resplandor, en la que dicen que Jack Nicholson, en la mítica escena del ascensor, tiene que poner cara de asesino desquiciado, y cuentan que tuvo que repetir la escena unas 300 veces, hasta que consiguió la cara de asesino desquiciado de verdad (risas). Así que bueno, con los discos y los ensayos no soy así, pero sí me digo "esto tiene que salir así hasta que salga", y no es por pijerío ni por nada, sino por superación personal y por ir a lo máximo. Si no aspiras a lo máximo nunca vas a superarte, si te vas conformando con cosas siempre vas a quedarte ahí en un estado o nivel mediocre, yo creo que siempre hay que ir a los más y a ver cómo queda.

Supongo que ya te habrán preguntado muchas veces, pero... ¿Miguel Ríos?

Uno de mis héroes, solo puedo hablarte de él maravillas, tanto personalmente, como musicalmente, como cantante o como artista. Todo el mundo le conoce, pero personalmente es un grande, es un grande que conmigo se ha portado increíble, y tenerle en mis discos en solitario es una pasada.

¿Cómo surge todo este entorno con Miguel Ríos?

Yo tenía una canción, que era Subsuelo, con una letra provisional que compuse cuando tenía 16 años. Siempre que escuchaba esa canción me venía la voz de Miguel a la cabeza, y hace 3 ó4 años cuando la grabé, decidí mandársela, así que le escribí a la dirección de management que estaba en su página web, me presenté, le dije que era Jorge Salán, que tenía este próximo proyecto de disco y que me gustaría mucho que colaborase y tal, y a la semana tenía un e-mail de Miguel diciéndome que le gustaba mucho la canción y que le apetecía colaborar. Y así fue todo, a partir de ahí quedamos, nos hicimos amigos y bueno, mi relación con Miguel es cordial, le tengo un aprecio de la hostia, le quiero un huevo, he aprendido mucho de él. De hecho cuando he tocado con él en directo, han sido las sensaciones mas enérgicas que he sentido en mi vida, es un tío que lleva 40 años en esto o más, pero le ves con los 66 años que tiene y te está transmitiendo una energía en el escenario que no se la he visto a gente de mi edad, ¡osea que una experiencia acojonante!

El próximo 26 de mayo tocas en Madrid con grandísimos guitarristas de reconocida trayectoria a nivel nacional e internacional como Javier Vargas y Paco Ventura. ¿Esto cómo surge? ¿Qué sensaciones se cruzan ahí? ¿En qué consistirá esa noche?

Ellos son dos guitarristas que han marcado la historia del Rock nacional, con proyectos distintos como la Vargas Blues Band y el otro con Medina Azahara, banda que ha llegado a tantísimos miles de personas en este país... Estar compartiendo escenario con ellos va a ser todo un lujazo, porque además es una especie de Guitar Night, de hecho el show se va a llamar así, y consistirá en tocar cada uno con su grupo unos 40 minutos, y luego al final del concierto nos subiremos los tres a aburrir al personal con solos y cosas así (risas).

Siempre en tus shows metes alguna versión. ¿Es porque crees que el público reacciona bien ante ellas? ¿Porque quieres darle una vuelta de tuerca al concierto en un momento dado?

Por las dos cosas que has dicho, yo creo que en un concierto a la gente le anima escuchar un par de versiones conocidas en medio de tu temas, airea un poco el concierto, y da otro toque distinto el hacer una versión que a uno le guste. Y ya también es por capricho propio, el poder darse el gustazo de tocar un tema que a uno le gusta hace mucho tiempo. Es un gusto mío y a la vez ayuda al set list.

¿Algún día tendremos algo en acústico?

Sí, de hecho el otro día hice un concierto especial en acústico en el que nos acompañó Roberto Jabonero (ex violinista de Celtas Cortos) y quedó muy bien, a la gente le encantó el rollo acústico, así que algún día haremos algo en acústico. Sí, es algo que tengo en mente.

El último trabajo editado es en directo (Directo al Subsuelo 2010). ¿Puedes adelantarnos algo sobre el próximo trabajo? ¿Lo tienes en mente? ¿Ya tienes algo grabado?

Ya tengo casi acabada la grabación del siguiente disco, será el sexto en solitario, y querría sacarlo en octubre, después del verano yo creo que va a ser una buena fecha. De momento, salvo las voces que todavía no están grabadas, hace que piense que va a ser el mejor disco que haya grabado hasta la fecha.

¿Ejecutado, grabado y producido por ti?

Sí, eso es.

¿En qué faceta de las tres mencionadas anteriormente te sientes mas cómodo o crees que te manejas mejor?

Realmente ya llevo tantos discos hechos que tengo muy claro cómo hacer todo para que quede bien, tengo muy claro que un disco mío no saldrá a la calle si no me convence al 100 x 100.

Con el tema de la producción final, ¿qué influencias o sonidos te han marcado o cuáles te influyen a la hora de dar ese toque final en el disco?

Tuve la suerte de tener un amigo técnico de sonido que estudio también en Barclay, y que ha trabajado con gente de la talla de Foo Fighters o Neil Young en Los Ángeles, un tío que controla muchísimo, es un ingeniero acojonante, me enseñó durante 6 meses como funcionaba Pro Tolls, cómo funcionan los Plugins, como se producen los discos y todo eso. Tuve la suerte de que me enseñase alguien que sabía mucho, y me enseñó bien. Respecto a sonidos o producciones que me gusten, pues me gustan mucho los sonidos y producciones de Alter Bridge, me parecen que suenan increíbles, y eso es lo que busco en mis discos. No me gustan las producciones que se hacen ahora, me aburren demasiado, suena todo tan perfecto y tan sobre producido y tan poco real, que ya no suena ni a gente tocando. Y ya no me gusta eso, antes escuchabas un disco de los Who, sonara mejor o peor, pero suena a ese disco. Escuchas uno de Pink Floyd o de Led Zeppelin, y lo mismo, suenan a esos discos personales, y eso es parte de la producción también. Y ahora todo suena muy bien, pero no diferencio un disco de Nikelback de uno de no sé quien, no diferencio los sonidos, todo suena perfecto pero cargante, y eso es lo que quiero evitar en mis producciones, quiero que suene a gente tocando.

¿La apreciación es que a veces todo suena tan perfecto que a veces suena todo artificial?

Sí, así es, ya está todo un poco sobre producido, no sé si conoces a una banda que se llama Black Country Communion, es el grupo en el que esta Glenn Hughes a la Voz y Joe Bonamasa a la guitarra. Pues es un grupo que suena actual, pero suena a gente tocando y es lo que yo no quiero perder en mis discos.

Hace poco, hablando con un amigo, comentábamos que hace muchos años en el coche escuchabas cintas de casette con una calidad de sonido pésima, pero qué aun así, las tenías a vueltas todo el día en el coche. Y comentábamos que hoy en día muchísimos grupos, si no tuvieran la calidad de sonido obtenida en el estudio, no serían nada, porque la calidad de sonido obtenida supera con creces a la calidad de la canción, es decir, que pensamos que los grupos dan a veces mucha más importancia a obtener una buena calidad de sonido que a hacer una buena canción en sí. ¿Estás de acuerdo en esta apreciación?

Estoy totalmente de acuerdo, yo creo que no es nada fácil componer una buena canción y hoy en día si es muy fácil hacer que un disco suene bien, sobrecargarlo de coros, grabar mil pistas de guitarra, y demás, sobrecargando todo y haciendo que al final digas "no me estoy enterando de lo que estás haciendo". Y a lo mejor escuchas un disco de Whitesnake, en el que escuchas una rítmica de guitarra y notas cómo está el tío tocando eso en directo, o discos de Van Halen que notas como están tocando todos casi al tiempo y a la vez en directo, y te llega y suenan increíble esas producciones. Ahora mismo creo que eso se está perdiendo, se está perdiendo frescura, y no quiero que eso pase en mi próximo disco. Quiero el sonido actual, no el sonido de los 80, lógicamente, porque evidentemente tiene que sonar a esta época, pero no quiero perder ese ápice de frescura en los discos, o esa originalidad. Como si pones solo un micro para grabar la batería, y a lo mejor suena característico de tu disco, el tema es no perder esa originalidad.

Habiendo pasado tiempo, observando un poco tu carrera, tu forma de trabajo, tu nivel de exigencia, tu evolución lógica como músico y tus discos, del primero al último, ¿cambiarías algo en alguno de ellos?

Del primero por supuesto, el primero es un disco que no escucho, es un disco que no me gusta cómo quedó, no tuve la ayuda necesaria. Cuando grabas un primer disco, más con 19 años, no tienes experiencia de nada. Y bueno, escucho las canciones y me gustan, pero en la producción no tuve la gente adecuada trabajando en esos momentos. Por ejemplo del último disco, Estatuas en la Calle, o del Subsuelo, no cambiaría casi nada, porque ya son el cuarto y quinto disco que hago y tenía bastante claro cómo hacer para que sonasen como yo lo tenía en la cabeza, por eso ya desde hace tres años me tiro el tiempo necesario para que el disco salga a la calle como yo quiero. Tienes que pensar que una vez que sacas el disco a la calle, ya esta ahí para siempre, así que prefiero esperar dos o tres meses a sacarlo, pero que salga como yo quiero.

Para el disco nuevo que estás terminando, ¿habrá colaboraciones?

Creo que va ha haber algo importante por ahí, pero no puedo desvelarlo… (risas)

¿Alguna persona en concreto que te gustaría que colaborase en algún disco tuyo?

Siempre me hubiera gustado trabajar con Glenn Hughes, ese tío que no sabe cantar (risas). Hay un montón de músicos con los que no descarto trabajar en un futuro.

¿Y alguno con el que te gustaría compartir escenario?

Me hubiera encantado hacerlo con Gary Moore, pero eso ya no es posible…

Antes has nombrado a Barclay. ¿También significó un antes y un después?¿

Sí, desde luego, porque es una universidad con mucha diversidad cultural, de músicos, de gentes, que aunque la gente se piense que es una universidad de guitarristas, no es así, es una universidad de todo, desde gente que estudia composición de películas, de trombonistas, Big Band de Jazz, gente que estudia Rock, etc… Entonces te vas juntando un poco con toda la gente que hay allí y te aporta muchísimo, porque estás al final rodeado 24 horas de todo tipo de gentes y de música. Además yo tuve la suerte de poder dormir dentro del campus de la universidad y de compartir el primer semestre con un bajista de Georgia que tocaba Jazz del cual aprendí mucho, de hecho allí conocí también a mucha gente de España que a día de hoy son profesionales que acompañan y tocan con los grandes músicos de sobra conocidos por todos.

¿Alguna vez te ha dado por tocar otro instrumento que no sea la guitarra?

Ummm, bueno, di clases de canto, que en realidad la voz es otro instrumento, y sí tengo en mente tocar algo el piano. No como pianista en solitario, pero sí para aprender los cuatro acordes típicos de piano para poder acompañarme, y así poder tener otro instrumento de composición aparte de los acordes de la guitarra.

Y ya para ir acabando, ¿planes de futuro? Disco nuevo que nos has comentado, gira con Jeff Scott Soto... ¿alguna cosa que puedas adelantar?

Simplemente sacar el disco nuevo a la venta en octubre y, a partir de ahí, volver a Latinoamérica, que estuvimos tocando con M.S.G hace poco, pero esta vez con más conciertos y mas países y con disco nuevo, ya a finales de este año, o a primeros del año que viene. Y entre eso, el componer algunos temas para el nuevo disco de Jeff Scott Soto, la gira con él y sobre todo el acabar este verano lo que me queda de mi disco, que es el acabar algunas letras que quedan, grabar las voces y mezclarlo, así que todavía queda bastante curro por delante.

¿La experiencia con M.S.G. en México qué tal ha sido?

Muy buena, lo hemos pasado genial. La gente que nos vio quedó encantada, y estamos deseando volver, pero para hacer un concierto más largo.

Sois queridos allí, ¿verdad?

Sí, la verdad es que se notan mucho los 4 años que estuve con Mägo girando por allí, han hecho mucho para que toda la gente de esos países me conozca, de otro modo hubiera sido imposible.

Bueno Jorge, pues con esto damos por concluida esta entrañable y amigable entrevista, de la cual te estamos muy agradecidos, un saludo y muchas gracias por todo.

Muchas gracias a vosotros, un abrazo a todos los lectores, y si están interesados, pueden visitar www.jorgesalan.com, donde puntualmente actualizamos fechas de conciertos, noticias de nuevos discos, trayectoria y demás proyectos y novedades.

Licencias: El texto de esta entrevista están protegidos por una licencia permisiva BY NC SA de Creative Commons. Las fotos son de jorgesalan.com. Enlace a este contenido: https://www.manerasdevivir.com/entrevistas/2011/jorge-salan

Buscador
Publicidad
Banner Fito
Publicidad - Rock CD - Líderes en Fabricación de CDs
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - Gira de Ciclonautas