Manerasdevivir.com - Noticias del rock

21 de septiembre de 2021 | Publica tus noticias A veces duele más que un látigo, vivimos bajo un cielo hermético

Najwa Nimri. Los negros huesos rotos.

Abril de 2010. Por Kike Turrón & Kike Babas. Fotos de Warner Music

El nuevo disco de la pamplonica Najwa Nimri es en castellano. Ese sería el titular, el destacado de este cuarto disco que publica bajo su nombre propio la actriz y cantante que vive afincada en la electrónica desde el inicio de su carrera como compositora. Lo siguiente que destacaríamos en la crítica sería que su previsible amabilidad creativa, sus elegantes maneras pop, se han tornado en retorcidos pasajes sombríos, melodías frondosas donde a duras penas entra un rallito de sol. Las canciones a veces se transforman en huidas precipitadas hacia un precipicio de incertidumbre, hacia una lejana claridad. Toda esta fotografía viene reforzada por esos textos a veces susurrados, otros aullados, siempre sentidos y que ponen los pelos de punta, nos dan claves y pistas abstractas de ese misterio que envuelve este nuevo disco “El último primate”. Najwa apunta constantemente a los nuevos músicos que la acompañan como responsables de este nuevo rol en su música: las teclas, las baterías, está satisfecha a más no poder con ese aspecto del nuevo disco que, efecto, marca una diferencia respecto a sus anteriores entregas.

Hemos hablado con la actriz/cantante sobre este nuevo disco, este es el resultado.

Alfonso Pérez firma la producción del disco, junto a ti, ¿quién es y como ha sido este proceso?

Ha tocado con un montón de gente. Yo necesitaba desarrollar algunas canciones, algo que ya había empezado a hacer con Javi Pedreira, algunas eran en inglés, las tenía escritas y con la melodía de voz hecha, Javi me las devolvió con una línea de guitarra. Pero Javi estaba de gira, trabajando y me puse a preguntar por un pianista que tocase algo de clásico y que estuviese libre para poder trabajar. Carlos Jean me pasó el teléfono de Alfonso Pérez y le hice la propuesta: necesito hacer una liturgia. La idea le encantó. Le pasé la maqueta de esas primeras canciones, las escuchó en casa y nos pusimos a trabajar sin ordenador, que era una máxima que yo contemplaba desde el principio del proyecto, trabajar sin computadoras. Nos pusimos a trabajar con notas que tuviesen que ver con el clásico, huyendo de armonías habituales.

¿Cómo estás trasladando esto al directo?

Ahora estoy funcionando con una formación clásica: bajo, guitarra y batería, el directo con piano de cola, cuarteto de cuerda y todo esto es inviable, entonces el planteamiento ha sido el de una formación de rock clásica. Yo llevo un secuenciador de voces con el que hago mis ruidos y mis voces, lanzando cosas, cantando encima, haciendo ritmos. Hemos conseguido un sonido que se asemeja al estado anímico del disco.

Decías que algunas canciones de este disco nacieron en inglés y se tradujeron luego al castellano.

Sí, sí, sí. “Siento el diablo en mi” era en inglés al principio, y el cambio se produjo no se muy bien por qué… tuve una operación de garganta muy grave, estuve cinco meses muda, y fue justo cuando estaba empezando a escribir este disco y, al mismo tiempo, terminaba la gira del anterior, Till it breaks. La primera canción que me salió fue “Me tiene que doler”, cuya primera estrofa dice: la voz será de otro… Había mucho riesgo de que mis cuerdas vocales estuviesen seriamente dañadas así que me dijeron que tenía que esperar, y así pasaron cinco meses hasta que la cuerda vocal, que al parecer estaba dormida, se despertó y me volvió la voz. Hubiera sido duro verme hablando con una traqueotomía hecha, muy duro… el caso es que ahí empezó a salir todo en castellano, creo que tuvo mucho que ver la operación y todo ese tiempo que estuve sin voz. Mi estado de ánimo era muy concreto y esto quería dejarlo claro en el nuevo disco. Han sido dos años hasta terminar el disco, un trabajo lleno de musicazos, en otro orden de cosas. Ha sido un proceso de producción donde he estado primero junto a Javi, luego Alfonso y luego con los baterías que aparecen, creo que las baterías es una de las cosas que más bonitas han quedado en el disco. Los arreglos de orquesta me parecen una delicia y la mezcla es primordial, un trabajazo.

Es el disco menos amable que has compuesto.

Sí.

Qué te ha costado más ¿cantar o escribir en castellano?

Siempre he escrito en castellano, algunas cosas que no es que quisiera cantar, eran los gérmenes de las canciones, textos muy extensos. El trabajo en este disco realmente ha sido quitar, simplificar todo lo que tenía escrito para poder cantarlo, sintetizar, no decir tanto y que el ambiente se encargara de hacer esa descripción. Me he limitado a decir lo que era vital, lo demás lo he quitado.

¿Confías a alguien tus letras antes de cantarlas para que te dé su opinión?

Lo que cuento es mi viaje, no se si es interesante para otra gente, pero es el mío. Me encantaría escribir sobre un camarero en la barra de un bar, pero no me sale… son mis cosas, trato de que no sean recargadas, sencillamente.

¿Trabajas primero la melodía o partes de un texto?

Depende, ahora acabo de sacar dos canciones nuevas, las estoy cuadrando con la melodía, entonces, no se, te diría que me vienen casi a la vez, con dos acordes de piano ridículos o con una claqueta me marco la música por donde me quiero mover… es más importante la música que la letra.

Lo haces así de sencillo y luego dejas que los músicos lo compliquen, ¿no?

Bueno, dejo que lo compliquen pero tambien los dirijo, se cual es el ambiente musical determinado para cada tema, lo tengo siempre muy claro. Es una peli de miedo que tiene un buen final, desde el inicio había algo en el estado de ánimo, desde luego algo angustioso. Ese estado de ánimo venía dado por que me había quedado muda, no es que estuviese contando eso precisamente en las canciones, pero era algo que estaba presente, algo vital por ejemplo a la hora de cantar en castellano. No quería las mismas estructuras de canción que había utilizado hasta ahora, estructuras que habían gustado mucho e incluso vendido mucho, pero que para esto no me servían, demasiado cerradas, demasiado pop, con estribillos cantables… ese camino no estaba dibujado en este disco, quizá de refilón en un par de canciones o tres, pero en el resto no, he buscado otro tempo. Es un disco con muchas ganas de romper el armazón que me cubría.

Has tenido que romper muchos papeles para sacar la síntesis de lo que querías plasmar, ¿no?

Si, sobre todo me importaba que se entendiese lo que decía… yo nunca paro de escribir, de hacer bocetos de canciones, no me pongo fechas, de momento la música no me ha abandonado y no tengo que estar marcándome tiempos para hacer las canciones. Llega un momento en que le veo forma a todo lo que he acumulado, lo que he ido haciendo y ese es el momento en que monto todo: cabeza, brazos, pies, hasta entonces no empiezo nada del proyecto, la idea llega y empiezo a dar forma. Mi pasión por la música tiene mucho que ver con el sonido, con un sonido nuevo al margen de las letras… la verdad es que en las letras, creo que desde que tenía veinte años, sigo yendo por un mismo camino y contando cosas parecidas.

Te interesa el rock, tienes grupos favoritos en ese estilo.

Nunca he seguido la escena del rock en España ni ninguna otra escena… ahora hay alguna cosa que me gusta, tipo Standstill, me gustan Extremoduro, me gustan algunas personas pero no son mis influencias, nunca me inspiré en Calamaro ni ese tipo de cosas, no te voy a mentir. Desde muy jovencita me metí en la electrónica: Tricky, Portishead, me gustaban esas cosas. Lo que si he hecho es escuchar cosas para poder orientar a los músicos con los que trabajo, para darles claves de por donde me quiero mover en un determinado tema, por ahí he terminado entrando en grupos, por ejemplo, mezclar la música de Black Sabbath con los gritos de la cantante de Fever Ray… es decir, escucho eso para poder definir a los músicos con los que trabajo el camino que quiero tomar con una determinada canción.

Fotos

Web

www.najwa.info






Licencias: El texto de este reportaje está protegido por una licencia permisiva BY NC SA de Creative Commons. Las fotos están protegidas bajo el copyright de Warner Music.

Buscador
Publicidad
Banner Fito
Publicidad - Rock CD - Líderes en Fabricación de CDs
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - Gira de Ciclonautas