Manerasdevivir.com - Noticias del rock

22 de septiembre de 2021 | Publica tus noticias A veces duele más que un látigo, vivimos bajo un cielo hermético

Gritando en Silencio. Contratiempo a su favor

Julio de 2010. Por Pedro Borrás. Fotos de Pedro Borrás y Lucía de Andrés.

Llevábamos tiempo con ganas de hacer algo con este grupo. Gritando en Silencio es una de las bandas que más fuerte está empujando para hacerse un hueco en el mundo del rock estatal. Seis años después de la edición de su primera maqueta que tan buena impresión causó, editan su primer disco: Contratiempo. En esta entrevista nos cuentan el porqué del título, de su compromiso con las licencias libres y la ecología y de cómo está viviendo el grupo este momento dulce en el que empieza a ir gente a sus conciertos (mucha en algunos casos), entre otras cosas.

Seis años después de la primera maqueta, ya tenéis vuestro primer disco en la calle... ¿Cómo habéis vivido todo este tiempo?

Marcos: La verdad es que ha sido todo muy rápido, super rápido. Nosotros seguimos currando, salimos el fin de semana, tocamos en el Viñarock… y después volvemos al curro. Antes, era estudiar y por la tarde tocar y ahora es trabajar y por la tarde tocar.

Aldo: Y al menos tenemos la suerte de librar los fines de semana.

Jorge: Hombre, hay más matices, pero básicamente sigue todo igual.

Marcos: Claro que hay más matices. Empezamos como quien no quiere la cosa, jamás pensamos en dedicarnos a la música, para nosotros era un sueño.

¿Llegasteis alguna vez a imaginaros realmente que podíais llegar hasta aquí?

Marcos: Al principio, ni de coña. Desde hace unos años, ya se podía entrever.

Santos: Sólo hay que ser consciente de que cuando se habló de lo de la apuesta de Aldo eran 1000 personas. Un día cualquiera, el día que nosotros toquemos ante 1000 personas, pierdes la apuesta como él y acabas tocando en pelotas.

¿Cuál es la historia de la apuesta de Aldo, que tanta repercusión ha tenido?

Aldo: Después de un día como hoy, ensayando, al volver en el coche -Santos nos hace el favor de acercarnos a casa para variar-, hablando con él y con Jorge de lo que estaba sonando, Queen of the Stone Age, nos preguntábamos si esa gente seguían siendo los mismos, si habían cambiado la formación. Me dijeron que creían que habían echado al bajista. “Sí, estaba loco, salía a tocar en pelotas.” Les dije que eso no es motivo de peso, o acaso si yo tocaba en pelotas en un concierto me iban a echar. Me explicaron que no era por eso, que había más motivos y que de todas formas yo nunca iba a salir a tocar en pelotas. Total, se me calentó el pico y al final acabé diciendo “la primera vez que toquemos delante de más de 1000 personas lo hago en pelotas.” Se me fue la fuerza por la boca para variar y al final el Viña fue el primer concierto.

Santos: Y eso que 1000 personas para ti era un mundo.

Marcos: Pero vamos, la culpa de que haya salido en bolas la tenéis vosotros, los que trabajáis desde las webs informando, porque fue en una entrevista para Rock Estatal en la que salió el tema. Nosotros llevábamos un tiempo con la coña de que cada día tocábamos delante de más gente y nos dijeron que tocábamos en el Viñarock y llevábamos una semana haciendo sangre con eso cuando nos hicieron una entrevista mientras nos tomábamos una cervecita y ya estaba entre la espada y la pared. Una vez dicho en público, no le quedaba otra.

¿Cuál es el próximo objetivo para una apuesta?

Jorge: En realidad lo de haber tocado delante de 1.000 personas es una cosa concreta en un festival que es enorme y que es casi imposible que toques con menos de 1000 personas delante. Cuando vayamos a salas y metamos más de 1.000 personas, entonces nos podremos hacer la pregunta. Nosotros, en salas, a veces metemos 60 personas, 30 o incluso 20 en alguna ocasión.

Marcos: Y en otras 500, depende mucho.

Jorge: Y también 500, que no es lo habitual, excepto en algunas capitales.

Marcos: En Madrid, por ejemplo, nos tratan de puta madre. Es como nuestra casa.

Santos: También hay que tener en cuenta la población de Madrid.

Aldo: Claro, ¡si lo haces proporcionalmente a lo mejor hay ciudades que se portan también muy bien!

Aunque lo de las 1.000 personas pueda ser algo anecdótico o circunstancial como decís vosotros, lo cierto es que sea por el disco o por la gira, da la sensación de que habéis dado un salto hacia adelante. ¿Vosotros lo notáis?

Santos: Algo sí que existe y se nota.

Aldo: Aunque es algo muy paulatino.

Marcos: Claro, claro que se nota. Pero es por las dos cosas, es que la gira es a consecuencia del disco.

Aldo: Y el disco sale porque nos juntamos a tocar y salen canciones.

Marcos: Todo es consecuencia de todo. Pero cada vez la pelota se hace más gorda y últimamente… se nota. Bastante. Sobre todo en sitios a los que vamos, en los que pensamos que nadie nos va a conocer y se llena la sala o se medio llena si es una sala grande.

Aldo: Y encima gente que va a tope, que se saben las letras, que termina el concierto y se pilla una camiseta. No es un público que va un poco a tantear, sino un público que tiene ya un seguimiento continuado en el tiempo del grupo. Y se va expandiendos de una forma normal, con el boca a boca entre amigos que comparten nuestra música y arrastran a más gente.

Hablemos un poco del disco, Contratiempo, ¿por qué, de dónde viene el nombre?

Jorge: De todas las putadas que nos han pasado.

Aldo: Creo que se le ocurrió a Santos, quizás cuando se nos jodió el disco duro… :“¡El disco se tiene que llamar contratiempo, porque no puede haber más marrones!” Y es verdad, hemos tenido una cantidad de problemas que ni te los creerías: el disco duro que se jodió, el estudio en el que estábamos trabajando ya no lo íbamos a tener disponible porque cerraba…

¿Qué le pasó a ese disco duro?

Santos: ¿En la facultad no te dicen siempre lo de “tened una copia de seguridad cuando vayáis a entregar un proyecto”, “tened siempre una copia”? Pero esto es rock and roll, ¡para qué vas a tener una copia! Si mueres, mueres… Y se nos murió. Lo aprendimos a porrazos, se jodió el disco y ahora para todo hay tres copias. Ahora debemos tener todos copias sueltas por casa de los distintos progresos de lo que ha sido al final el disco... ¡nos movemos en los extremos!

Marcos: Lo perdimos cuando estábamos grabanco las voces. Era un disco como para hacer un CD doble.

Santos: Que era lo que buscábamos, queríamos hacerlo algo distinto, algo grande...

Marcos: ¡Íbamos a sacar el primer disco con veintipico canciones, un cd doble!

Santos: Queríamos hacerlo distinto. Nos paramos y vimos la opción de la discográfica, pero decidimos hacerlo a nuestra manera. Si nos hacía falta un estudio, pues lo grabamos en casa del manager; que hacían falta más cosas, pues las hacemos nosotros.

Se nota que en muchas cosas vais un poco a vuestro aire, que tenéis que no estáis dispuestos a traicionar. CD con licencia Creative Commons, las camisetas ecológicas de comercio justo…

Jorge: Es una manera de trabajar, porque al principio, como no sabíamos bien cómo iban las cosas, tuvimos que aprender nosotros solos y plantearnos cómo hacerlo todo. No teníamos discográfica, no teníamos nada. ¿Qué hay que hacer para grabar un disco? Pues tener una serie de equipos. Así que piensas: vamos a estudiar un poco sobre eso, vamos a invertir en equipos. Y eso lo vas extrapolando a todo. Acabas haciendo tú las camisetas, el disco… Como sigues sin nada, te planteas la manera de que la gente lo vaya conociendo. Así que usamos algo tan potente como Internet. Y lo usamos con todas las posibilidades que eso da: la licencia Creative Commons, liberado.

Santos: No es una cosa premeditada. No es que vayamos en plan ‘somos los más libres con la música, vamos a hacer una obra en Creative Commons’. No, fue más bien que nos planteamos qué hacer. Pensamos en el copyright y lo que implicaba. También pensamos en Creative Commons, en poder gestionar nuestros derechos, subirlo a Internet sin problema… Incluirnos en la SGAE sí o no… Vas viendo las posibilidades y eligiendo el camino, pero lo que sí ha pasado es que poco a poco, sobretodo a partir de la entrada de Carlos, nuestro mánager, todo este aspecto se potenció. Comprendimos que podía servirnos para darle promoción y hacer que la gente se uniera a nosotros y se convirtiera en un movimiento más grande. Ahora hay grupos que nos preguntan por cómo sacar un disco Creative Commons, por las camisetas ecológicas o simplemente por cómo puedes hacer el depósito legal del disco. ¡O por cómo grabar voces en casa de un colega!

Aldo: Básicamente, nos juntábamos, tocábamos, hacíamos canciones y le queríamos dar una difusión a eso para poder dedicarle más tiempo. Como no teníamos a nadie que nos guiara, tuvimos que ir eligiendo el camino nosotros solos. Y en esas decisiones, quieras que no, tu personalidad y tus ideas influyen para que el camino sea acorde. Hemos abierto un camino sin ser conscientes de que estábamos tirando por otro sitio diferente, sino simplemente sorteando y solucionando las necesidades que iban surgiendo. Ahora que ha pasado el tiempo y hemos sacado el disco, echamos la vista atrás y lo vemos. Carlos es el que nos ha hecho tomar un poco conciencia de ello. Ahora intentamos extrapolar esas ideas que tenemos de la vida en general a lo que nos gusta. Aprovechamos para transmitir nuestra forma de sentir y entender la vida a través de nuestros principios para intentar hacer del mundo un lugar mejor, poquito a poco, aportando nuestro granito de arena.

Marcos: Hemos ido capeando el temporal tal y como ha venido. Saltando de piedra en piedra hasta que al final te fijas y has cruzado el río. Nosotros grabamos la maqueta y nos gustó el rollo del técnico de sonido, lo que entendía de música y lo que sabía. Así que Aldo y yo nos metimos a técnicos de sonido. No venía mal para el grupo, y si no salía bien lo del grupo podíamos seguir dedicándonos a la música. Nos vino bien para el disco, compramos equipos y yo, por ejemplo, tengo un kit de dos micrófonos que vale medio kilo.

Santos: Hay pocos estudios profesionales que tengan esos micros.

Marcos: Los tienen los de gama alta. Se usó para el previo de las voces de estudio de uno de los últimos discos de Fito. ¡Y yo tengo uno! Gastándome los ahorros que tengo, pero lo tengo.

Es una inversión.

Santos: Sí, es invertir en el grupo. Igual que te compras guitarras, amplis… o la gente que se compra un coche.

Marcos: ¿Qué hace falta? ¿Aprender a hacer páginas web? Pues ahí tienes a Santos que se pone a hacerlo, aprende y monta la página web y ¡hasta una tienda online!

Santos: Vas pillando por donde puedes. Desgraciadamente en el mundo, o tienes gente muy buena o la gente no va a responder porque sí. No de la manera que tú lo harías, al menos. No de la manera que tú esperas cuando empiezas un proyecto en el que tienes mucha ilusión. Y como las ganas no son las mismas, no curra todo el mundo igual. Entonces, si tengo que buscarme a un amigo o un colega para que nos haga la página web, voy a estar presionándolo porque tengo ganas de tenerla, pero él la va a hacer en sus ratos libres. Y es normal. Para eso no lo molesto y la hago yo. Tardaré más, pero es mejor. Y así igual para todo. Nos metimos a grabar el disco, diseñamos las camisetas, hicimos la web con un foro, con tienda online…

Jorge: Casi el 100% de todas las historias que rodean a Gritando en Silencio han salido de los cinco. Nos hemos apoyado alguna vez en alguna persona para algo concreto, pero el resto es todo nuestro.

Habéis interiorizado mucho el “do it yourself”, el famoso “hazlo tú mismo”.

Marcos: Sí, pero más que el “hazlo tú mismo”, se llama “por cojones”.

Santos: ¿Por qué actualmente con los medios que existen, tengo que depender de nadie para que esto, que creo en ello, tenga difusión? Teniendo Internet, que es el único medio que queda libre en el que poder tener una difusión real, si lo puedes hacer tú y está en tu mano, ¿por qué no tomas esa decisión y te lanzas a ello? Es tan fácil como buscar el canal adecuado. Hay páginas, hay foros, es sólo cuestión de focalizar y, lo mismo que en publicidad, buscar un mercado y encontrar el colectivo al que te quieres dar a conocer. Gente a la que le guste el rock, pues acudimos webs como Maneras de vivir, Rock Estatal…

Aldo: El siguiente paso es atraer esa gente a tu página web. Que sepan que ahí van a encontrar tu música. La gente sabe que Gritando en Silencio, cuando saca cosas, canciones, discos, singles, va a estar gratis y disponible en www.gritandoensilencio.net. Esa forma de difundirte, hace que no necesites de una persona que te lleve al público, no hace falta alguien que coja tu CD y lo lleve a una tienda para que la gente lo compre, porque desde sus casas pueden entrar y escuchar tu música gratis. Se está cumpliendo la idea en sí de la música, alguien que la crea y la quiere compartir y otra persona que la recibe y la disfruta. La valora, la tira o hace lo que le da la gana. Y se cumple ese ciclo, de comunicación, de expresión. En Internet tienes la posibilidad de hacerlo sin nadie que esté en medio.

Santos: ¿Cuántos grupos buenos se habrá perdido la historia simplemente porque esa maqueta que tal y como cayó en la mesa de una gran discográfica, vieron la portada y a la papelera? ¿Cuántos grupos hay en multitud de ciudades, que están los locales de ensayo llenos, gente que se dedica a esto y que son increíbles? En algunos sitios escuchas a gente tocar y piensas: “¡madre mía, este tío me coge a mí y me da una paliza con la guitarra, que más quisiera yo tocarla así…!”

Aldo: Eso nos pasó en la calle, en Salamanca, un día que tocábamos. Fuimos a comer por allí y de camino al restaurante escuchamos a unos por la calle y pfff… cómo íbamos a cobrar nosotros por tocar si esta gente se están saliendo del pellejo y están tocando aquí en la calle.

Santos: Un tío con media batería montada en la calle, otro con una acústica y un bajo enchufado como podían. Y se salían.

Jorge: Y llenos de gente viéndolos, porque eran la polla los tíos. Eran muy buenos.

Ahora que habéis firmado con Bola9, ¿os cambia algo la forma de trabajar? ¿Os respetan esta manera que tenéis de enteder la música?

Jorge: Totalmente. Por eso estamos con ellos. Nos dan carta de libertad para hacer lo que queramos. No hay siquiera un papel firmado entre ellos y nosotros. Hay un acuerdo verbal y nos van preguntando cómo queremos las cosas, qué tiempo necesitamos para el disco, si queremos discográfica, si queremos SGAE, si no la queremos… Sin problemas.

Aldo: Es un trabajo comprometido, pero sin un compromiso de tener que pasar por ningún sitio.

Jorge: Son muy buena gente y entienden que cada grupo ve la música de una manera u otra. Tienen grupos que están en la SGAE, por ejemplo, y otros que no. Ellos lo que creen es en un proyecto, la manera de resolver ese proyecto depende internamente de ese grupo. Lo que hacen es un apoyo, porque creen en esa música, en ese grupo, en esas personas… creen en eso y lo apoyan en todo lo que puedan. Que no es poca cosa. Gracias a ellos ha llegado el Viña y al Derrame.

¿Notáis mucho ese apoyo?

Jorge: Hombre, ha sido entrar con ellos y a los pocos meses ya habían hablado con el Viña, ya nos habían metido en el Aupa Lumbreiras, después el Derrame. Lo cierto es que han respondido y mucho.

¿Cómo estáis siendo capaces de compatibilizar esa doble vida a lo superhéroe, esa identidad cotidiana y la de músico?

Aldo: Jodido. De superhéroe total.

Santos: Hay que hacer muchos malabares. Superman tenía una S en el pecho y nosotros una calavera con dos tibias cruzadas y nos vamos al fin de semana.

Aldo: También lo podemos hacer porque tenemos la suerte de no tener nada en la vida que nos ate y no nos lo permita. Aunque es algo que hemos buscado nosotros, renunciando a cualquier trabajo con un minimo de estabilidad para poder construir el resto de horarios del grupo y de conciertos, renunciando a los fines de semana.

Santos: Aún así yo creo que no hay tantos grupos que se peguen los kilómetros que nos pegamos nosotros. Será por estar en el sur, pero miro por ahí y no veo por Sevilla y Andalucía que vengan tantos grupos.

Aldo: Estamos donde más lejos se puede estar del circuito del rock, que es prácticamente de Madrid hacia el norte. El público potencial también es mayor y la movilidad es mejor en la zona de la Cordillera Cantábrica, de Madrid para arriba. Además aquí en Sevilla hay mucho esa mentalidad, de Despeñaperros para arriba y de Despeñaperros para abajo, que parece que se acaba el mundo.

Todavía sigue siendo jodido y os sigue costando trabajo, pero ¿hubo algún momento en el que pensasteis seriamente en dejarlo? Por el trabajo, por el esfuerzo, por la situación geográfica, por la imposibilidad de compatibilizarlo todo con vuestra vida diaria, por lo que sea que vierais que no os compensaba intentar tomároslo tan en serio.

Aldo: Todo el mundo lo piensa en algún momento. Yo es que soy un fatiga y voy a muerte, pero hasta yo que soy el más así, lo he pensado alguna vez. Es un momento ínfimo, luego hay un montón de satisfacciones por las que merece la pena. Pero eso ya depende de cada uno, de cómo enfoque la situación y lo que valore.

Santos: Se da la casualidad de que un grupo lo forman cuatro personas que tienen una mentalidad un poco distinta a lo que podría ser la media o gran parte de la población. A veces da la sensación de que la gente no tiene motivaciones y se limita a levantarse, conseguir un curro y no tiene siquiera la ambición de una vez conseguido un curro de 700 pavos, seguir echando currículums. Aquí los cuatro sabemos que lo que queremos hacer es esto, seguimos adelante y no paramos, aunque sea el camino más difícil. Es como el que se mete en una carrera y en tercero o cuarto se plantea que tiene que terminarlo como sea ya que ha llegado hasta ahí. Para nosotros es lo mismo, sólo que terminar es continuar y ver hasta dónde llegamos, sin un objetivo final.

Aldo: Cuando llega el fin de semana se echan de menos muchas comodidades que te hacen más sencillo el estar fuera, pero lo que realmente quieres es tocar y disfrutar de esa música con la gente. A todo el mundo se le hace duro tener que hacerse 1000 kilómetros, trabajar de lunes a viernes, volver a irte y otros 1500 kilómetros. Cuando llevas siete semanas así, en las que todos los fines de semana te has metido de 1000 a 2000 kms y de lunes a viernes currando, el cuerpo lo nota y conforme avanza el cansancio lo ves todo un pelín más negativo. Pero después te subes a tocar y se te olvida todo.

Marcos: Yo lo llevo fatal. Cuando más duro está siendo es ahora, que ya hace tiempo que hemos decidido que nos vamos a dedicar a la música por cojones. Ahora estamos en el punto intermedio en el que no nos podemos dedicar a la música para sobrevivir y tenemos que currar, pero está a punto de despuntar y ya no lo podemos dejar. Keep on rocking. No podemos parar. Como somos bastante jóvenes, los principios no han sido duros porque estábamos estudiando y era más fácil.

Aldo: Más que la idea de dejarlo es tener el pensamiento fugaz de “no puedo”, porque en el fondo sabes que quieres seguir con esto. Son momentos que estás agotado, que estás roto, que anímicamente estás hecho polvo y tienes la sensación de que te está superando la situación.

Marcos: Pero eso es nuevo. A mí esas ideas me han surgido ahora. Si esta situación se mantuviera así a este ritmo durante siete años, yo creo que me suicidaba.

Jorge: Pues acorde a eso del suicidio, si yo dejara el grupo y la música, yo no tengo ninguna motivación de verdad en la vida. Esto es lo que quiero hacer y lo que de verdad me gusta. Aunque sientas que la situación te supere, es lo que quiero hacer, es la música lo único que me apasiona hasta ese punto.

¿Habéis empezado a trabajar ya en un segundo álbum o tenéis pensada alguna fecha de comienzo?

Marcos: Sí que hemos empezado ya, pero todavía nos falta mucho. En realidad tenemos bastante de las canciones que íbamos a usar para el CD doble que se jodió, pero como no es material nuevo y no hemos podido trabajar como queremos nos da la sensación de que llevamos menos de lo que realmente llevamos.

Santos: Lo que nos gustaría de verdad es poder ponernos a piñón con el disco ya. Pero hace un año que hemos sacado el primero y ni siquiera hemos terminado la gira todavía. Lo llevamos anvanzado, pero nos gustaría tenerlo mejor.

Jorge: De todas formas no nos ponemos fechas, eso al final es contraproducente.

Descarga Contratiempo

Fotos

Enlaces

Web Gritando en Silencio

Myspace Gritando en Silencio






Licencias: El texto y las fotos de esta entrevista están protegidos por una licencia permisiva BY NC SA de Creative Commons.

Buscador
Publicidad
Banner Fito
Publicidad - All Sounds - Booking and Promotion
Publicidad - Rock CD - Líderes en Fabricación de CDs
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - All Sounds - Booking and Promotion
Publicidad - Gira de Ciclonautas

Array