Manerasdevivir.com - Noticias del rock

28 de octubre de 2021 | Publica tus noticias Postre va a caer

Calaña. Un llanto a las alturas

Febrero de 2010. Por F.F. Garayoa. Fotos de David Muñiz

Ya está a la venta A Cal y Canto, el nuevo disco de los navarros Calaña. Fernando F. Garayoa estuvo con ellos y les realizó esta entrevista publicada hace unos días en su periódico, El Diario de Noticias de Navarra, y que como siempre nos envía para que llegue desde Manerasdevivir a todos los rincones.

Habéis trabajado con dos de los mejores productores del Estado, Iñaki ‘Uoho’ y Charlie Cepeda, uno más rockero y otro más flamenco. Con los dos discos ya en el mercado, ¿ambas eran las experiencias necesarias para terminar de configurar el sonido de Calaña?

Mai: Uno nos ha arrimado más hacia el sonido flamenco rock, Charlie, y otro nos arrimó más hacia el pop rock. Pero también eran canciones diferentes que cada uno trabajó según su propia manera de pensar.

Alén: Nosotros estábamos muy contentos con la producción de Iñaki, pero en este disco queríamos dar un paso adelante a la hora de trabajar con un productor que dominase nuestro estilo, ya que Uoho no había trabajado antes con bandas de flamenco rock.

Hablando de dar pasos adelante, este álbum ha significado la incorporación de Alén y Mariano al trabajo compositivo, dando forma a más de la mitad del disco.

Mariano: Es sencillo, ambos teníamos cosas que aportar.

Domingo: En este sentido, para mí, A cal y canto es el primer disco de Calaña, ya que se trata del primer álbum en el que todos hemos participado; el anterior estaba un poco precocinado, ya que los temas estabán hechos y ellos lo que hicieron fue aportar arreglos.

Calaña navega a sus anchas en el flamenco rock, pero lo más interesante es que el abanico no se cierra, todo lo contrario, se abre a estilos como el blues, el soul e incluso ciertos matices raíces árabes.

Mariano: El trabajo en el estudio fue vertiginoso y se trabajaron muchas canciones sobre la marcha, buscando otros colores que no están dentro del flamenco. Yo he tocado la guitarra flamenca pero también pusimos los amplificadores Marshall y le dimos una buena distorsión.

Alén: Nosotros ya nos habíamos abierto bastante antes de entrar al estudio, quizá lo que nos faltaba era ordenar todos esos matices. Charlie, precisamente, lo que hizo fue ordenarnos. Al haber más personas componiendo, el disco ya nació más abierto.

Y todo este crecimiento de Calaña, ¿se escuchará en directo?

Domingo: Todo, no; pero prácticamente todo sí (risas).

Mariano: La esencia sí. De todas maneras, todavía no tenemos una respuesta porque estamos armando el directo.

Alén: El directo siempre lo vas a complementar con otras cosas. Es decir, en un concierto siempre suenas más fuerte y no te hace falta un shaker para acompañar.

Domingo: Lo que está claro es que no vamos a mentir, vamos a tocar lo que hemos grabado.

Alén: Por ejemplo, el otro día nos dimos cuenta de que se echaba en falta bastante el piano. Así que, en los conciertos que podamos, lo llevaremos.

En ‘A cal y canto’ la voz de Domingo puede decirse que ha vuelto a sus orígenes, se ha notado más libre, pero, sobre todo, ha tenido que poner llanto a canciones que no eran suyas. ¿Cómo ha sido el trabajo a la hora de dar vida a textos personales que no eran tuyos?

Domingo: En canciones como Trenzas verdes, desde el día en que Alén trajo la letra a la bajera yo me puse a trabajar con ella y he dispuesto de muchísima libertad para llevármela a mi terreno. He tenido mucho tiempo para asimilarla y ha sido una labor muy natural. Por otra parte, quizá sí haya sido más libre en este disco, pero yo no he notado mucha diferencia en mi voz con respecto al anterior.

En líneas generales os ha salido un disco muy duro, en lo que a temá tica se refiere.

Alen: No es algo premeditado. Las circunstancias de la vida y las emociones del momento son las que marcan las letras, tú no puedes engañar, escribes sobre lo que estás viviendo. Según tu estado emocional los discos saldrán de una manera o de otra, es lo normal. Es muy difícil que con la temporada que hemos vivido nos hubiera salido un tema como La Macarena.

Sin embargo, esas letras especialmente sentidas las habéis vestido con unas músicas nada pesimistas, más bien alegres.

Alén: En el fondo, todas las canciones reflejan cierto positivismo, en el sentido de que hemos aprendido de lo que nos ha pasado pero seguimos viviendo, cada uno con la cruz que le toque.

En otros terrenos, también hay frases duras en el disco como ‘Y piensan que como mierda de su cuchara’. ¿A quién va dirigida?

Domingo: A la gente que malmete. A la gente que en lugar de preocuparse de dónde están sus hijos se preocupan de si yo me he afeitado o no. Nadie me va a quitar nada que yo no haya perdido por el camino. Va para la gente que no se alegra de que te vaya bien.

La luz se ve reflejada en varias canciones a través de candiles, luces de esperanza, fuegos que alumbran, cielos que brillan o caminitos de estrellas. ¿De dónde nace semejante obsesión por la luz?

Alén: Cuando todo está oscuro, la única salida es la luz. Como dice David Barcos, en cada sombrecita hay que intentar poner una luz. Es un ejercicio que yo intento hacer.

Domingo: En mi caso ha sido algo inconsciente.

El otro referente que aparece en varias canciones es la sangre y los modos de provocarla (el filo de la daga, cortes con cristales, olor a sangre...).

Mariano: Somos sangre.

Domingo: Es parte de la cultura de la que venimos, de la forma en que nos han educado.

Alén: Es la raíz. Nuestra música viene de ahí.

'Negrita', ¿fue compuesta por Mariano para este disco, para Calaña o era un tema que tenías en el cajón y has recuperado?

Esta fue una canción individual. Salió sin escribir letra ni nada, al mezclar varios acordes. Sobre esa base Alén metió unos cajones, luego la pasó a la batería y se convirtió en una canción, pero de manera totalmente inconsciente. Al principio me pareció que no era como para Calaña pero...

¿Cómo definiría Alén qué ha significado componer y grabar ‘Trenzas verdes’?

Alén: Yo he dejado que todo el mundo se despidiera de June a su manera, pero faltaba la mía. Es una canción que me he tomado de manera personal para hacer mi despedida; y sólo la podía hacer con amigos, ya que ellos también lo han pasado conmigo. Por otra parte, para mí es una canción positiva porque es como mandarle una carta diciendo que estamos bien.

Para acabar, ¿qué cierra Calaña a cal y canto con este disco?

Alén: Cerrados herméticamente estábamos antes de grabar este disco, por eso nos ha salidoun álbum tan humano y de sentimientos encerrados. Pero, de todas maneras, si hemos cerrado algo es para abrir otra cosa.

Mariano: No se quiere cerrar para el olvido, se cierra para pasar a otra habitación.

Calaña son:

  • Domingo Calzado (voz)
  • Alen Ayerdi (batería)
  • Mariano Medina (guitarra)
  • Oswaldo Oneca (bajo)

Fotos

Web

www.loscalana.com

Noticias

Noticias de Calaña

Licencias: El texto de este reportaje está protegido por el copyright de su autor, Fernado F. Garayoa, lo mismo que las fotos, que son propiedad de David Muñiz.

Buscador
Publicidad
Banner Fito
Publicidad - Sin Domesticar - Nuevo disco de Isabel Marco
Publicidad - Sin Domesticar - Nuevo disco de Isabel Marco
Publicidad -
Nuevo disco de Power Metal
Publicidad - Rock CD - Líderes en Fabricación de CDs
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - Rapsodia Libertaria Ed. Coleccionista
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - Gira de Ciclonautas