F*ck The Censorship 2019

Logotipo Manerasdevivir.com

16 de noviembre de 2018 | Publica tus noticias Queda la imaginación, la incertidumbre y el rocanrol

Destacados
Preestreno videoclip Sonotones
El veneno está en la piel
Inconscientes + Vuelo 505
Fotos de Mikel Masa
Material Inflamable
Escuchando el nuevo disco de Gritando en Silencio
La Raíz
Crónica del concierto de despedida
Robe Iniesta
Edición en DVD de Bienvenidos al temporal
Isabel Marco
Ya disponible su disco en solitario
Entrevista con Fermin Muguruza
Black is Beltza en los cines
Festival Rivas Rock
Cartel completo
F*ck The Censorship 2019
Cartel del festival de Villena
Gira de despedida de Rosendo
Últimos conciertos

Vídeos Recomendados
Las Sexpeares
Somos lo peor
Catrina
Desavenencias
Sonotones
El veneno está en la piel
Bicho Z
Matacrilato
Obsesión Fatal
Tiempos revueltos
Robe
Contra Todos
Josetxu Piperrak
Pa'los Txikos
La Beriso + Kutxi Romero
Dónde terminaré
Perdiendo la gravedad
Isabel Marco
Gritando en Silencio
Sácame de aquí

Escuchas Recomendadas
La pesadilla de Freud
Volver
Quiero ser agua (LP)
Isabel Marco
Mapache
Personas
Gold Kiss Experience
Deja de pensar (LP)
Bianima
Ubi Sunt (LP)
Los Penúltimos
Carretera y Manta (LP)
Cuatro Madres
El fin del principio (LP)
Röber
Arenas Movedizas (LP)

Lanzamientos
Ya a la ventaLas Sexpeares
Alkayata
Obsesión Fatal
Chinotazo
Gritando en Silencio
...
Escúchalos aquí

Hoy
Josetxu Piperrak & the Riber Rock Band
Tregua
Saratoga

29 Nov
Tovales

30 Nov
Robe

01 Dic
Activos Tóxicos

06 Dic
La Pesadilla de Freud

21 Dic
Radiocrimen


Redes Sociales
Facebook
Twitter
YouTube


Enlaces a mano
Los Suaves
Especial
Clasificados para músicos

Grupos
1979 grupos
Uno al azar:
Alterazión

Publicidad Mdv
Promoción efectiva en Internet. Consúltanos

Histórico
Mp3
Vídeos
Citas y cosas

Colabora
¿Quieres escribir algo? ¿alguna noticia?
Somos más de 250.000 usuarios únicos mensuales

Vuelo 505: “Lo importante es disfrutar el viaje”

Abril de 2018. Una entrevista de Rubén Rozas

Tras el éxito de Turbulencias los de Logroño presentan su segundo álbum de estudio: No hay historias de fracaso. Si cuatro tíos tienen talento y encima cuentan con la colaboración de artistas de la talla de Pau Donés, Arantza Mendoza (coros) y Fredy Peláez (teclado), la producción del maestro Kolibrí, y los consejos del incombustible Kutxi Romero, entre otros, es imposible hablar de una historia de fracaso.

Rubén Fernández (voz y guitarra), David de la Fuente (guitarra) e Iván “Butch” Fernández (batería) repasan con nosotros la trayectoria de la banda y nos hablan de su nuevo proyecto.

Rubén, tú eres de alguna manera quien da origen a Vuelo 505. ¿Por qué querías formar un grupo?

Rubén: Bueno, yo creo que es la necesidad de dar salida a canciones que uno tiene. Yo iba haciendo canciones y las iba metiendo en un cajón, pero al final eso no tiene sentido. Además, afortunadamente nos rodeamos de gente que nos quiere y que sabe mucho. Kutxi Romero (Marea) me dijo una vez: “No digas que no es posible cuando yo lo he hecho”. Luego encima he tenido la suerte de encontrar a tres músicos increíbles. Se puede decir que tenemos una banda para siempre.

Ya que me hablas de Kutxi, tuve el placer de charlar unos minutos con él antes de un concierto y me pareció muy auténtico. Creo que compartimos la misma opinión.

Rubén: Sí, es una persona de verdad, de las que casi no quedan. Si él te dice que le escuches, hazlo, porque te lo dice de verdad. Es como un niño (en el buen sentido), y tiene esa intuición que no se aprende; o se tiene, o no se tiene. La última vez que hablé con él me dijo: “Solo os deseo suerte porque es lo único que os hace falta”, ahora ha utilizado un prólogo nuestro en su último libro: Allanamientos. No sé, que alguien como Kutxi se porte así con nosotros se agradece mucho.

David: Hay cosas del disco en las que ha participado él. Por ejemplo, que usáramos Nos asustan las despedidas como adelanto y que incluyéramos el bonus track es cosa suya. Recuerdo el primer videoclip que grabamos; fue en un aeródromo y nos teníamos que subir en una avioneta… Llegó Kutxi para darnos una sorpresa y se subió con nosotros.

Iván: ¡Ahora se quiere sacar el carné de avioneta! (risas).

Rubén: Y el orden de los temas. La manera en la que empieza y termina el disco también la eligió él.

¿Por qué decidisteis llamaros Vuelo 505?

Rubén: Fuimos a tocar al bar de un amigo y no teníamos nombre, así que le dijimos: “Pon que tocan los Rolling”. A partir de esta anécdota nos acordamos de una canción suya, Flight 505, del disco Aftermath. Fue todo bastante improvisado. La historia de este tema es la de un hombre que coge un vuelo sin saber hacia dónde se dirige, con la única intención de escapar de la rutina. Al final sufre un accidente, pero lo importante es que ha aprovechado el viaje. Nosotros también queríamos romper con la rutina y reflejar que lo importante es hacer lo que te gusta y disfrutar del camino.

Vuelo 505

En el momento en el que haces lo que te gusta ya has triunfado

Si tuviérais que definiros a vosotros mismos con una palabra, ¿con cual sería?

Rubén: El otro día me hacían una pregunta parecida y… es algo muy difícil, porque uno al final se pierde en sus laberintos. Yo creo que es una cosa que deberías hacer tú.

Iván: Yo podría hacerlo en tres: Esto es Rock and Roll.

David: Algo que nos define mucho es que todas las canciones tienen un mensaje positivo, así que si tuviera que elegir una yo creo que sería positividad.

Parece que el rock siempre se relaciona con la política y sobre todo con la crítica social, y más en grupos emergentes. Sin embargo, vosotros os escapáis un poco de esa tónica ¿A qué se debe?

Rubén: Nunca hablamos de política cuando nos subimos a la furgo… Nunca hemos usado la palabra “fascismo” en nuestras letras, y no creo que lo hagamos. Parto de la base de que creo que ahora no existe una izquierda y una derecha como tal, mandan las empresas. Yo por ejemplo no veo el telediario porque creo que más que estar informado estás desinformado. Obviamente tenemos nuestras ideas, pero no queremos que la gente venga a nuestros conciertos a escuchar otra vez el telediario. Como señalo en el tema Las arrugas de mi voz, cuando veo algo que no me gusta me refugio en la música. No dejamos de tener un sentido crítico, pero hay que escuchar dos veces algunas de nuestras canciones para encontrarlo. Otros grupos lo hacen de forma directa, y lo hacen muy bien; Evaristo (Gatillazo) sin ir más lejos, pero nuestra filosofía y nuestra forma de ver la vida es otra. Buscamos que la gente desconecte en nuestros conciertos. Como decía… no recuerdo quién era: “No hay mayor rebeldía que la alegría”.

A día de hoy, ¿cuál es el mejor momento que recordáis de vuestra carrera?

Rubén: Yo recuerdo con especial cariño cuando teloneamos a Robe. Me subí al escenario y me dijo: “Yo te conozco”. Que alguien de la talla de Robe te diga eso es algo muy bonito. Además, él no suele llevar teloneros a sus conciertos, lo cual hace que sea aún más especial.

¿Y el peor?

David: En cuanto a momentos malos no recuerdo que hayamos tenido ninguno. Lo que sí hay es mucho curro. Por ejemplo, detrás de un concierto de hora-hora y media hay un trabajo previo a veces de hasta 72 horas. Pero al final eso es experiencia, y sabes que lo estás llevando a cabo para hacer algo que te gusta, por lo que no lo considero negativo. Es más, creo que aprendes de ello.

Iván: Estamos muy unidos, nos respetamos, nos tenemos mucho cariño, y “lo malo” nos lo repartimos. De hecho, aunque haya mucho trabajo, cuando no lo tienes lo echas de menos.

Rubén: Esa es la clave, el respeto. En realidad, todos los grupos, por famosos que sean, no dejan de ser 4 o 5 amigos que se juntan para tocar. La mayor parte del éxito se debe a eso. Toda la gente que lo forma, aunque a veces haya sobresaltos, tiene que sentirse bien. No podemos presionar a las personas que trabajan con nosotros porque son nuestro mayor tesoro.

Vuelo 505

... Kolibrí se sentó con nosotros a ver vídeos durante casi tres horas para intentar que nos acercáramos lo máximo posible a lo que buscábamos. En otra ocasión en la que las cosas no nos terminaban de salir nos mandó de vacaciones.

Antes os he preguntado por el nombre del grupo, ahora os quería preguntar por el de vuestros discos: Turbulencias y No hay historias de fracaso. Supongo que estos títulos tienen un por qué.

David: Sí. Empezamos por el segundo: Realmente pensamos que no hay historia de fracaso; el mero hecho de quedar con tus amigos para hacer lo que te gusta ya es un éxito. En el momento en el que una persona se arma de valor para emprender algo que le gusta ya puede decir que ha triunfado. Si estás a gusto con lo que haces el resultado muchas veces es hasta secundario.

Rubén: En cuanto a Turbulencias, lo consideramos más una bonita colección de canciones que un disco. Podemos decir que es casi un accidente. Sin embargo, No hay historia de fracaso está más elaborado.

Vuestro productor es nada menos que el maestro Kolibrí (Marea). ¿Por qué él y no otro?

Rubén: Un día fui con Kutxi a ver a Kolibrí para enseñarle unas canciones que habíamos grabado y fue como un “amor a primera vista”. Quiso trabajar con nosotros y desde entonces se ha involucrado muchísimo. Recuerdo una canción del primer álbum que se nos “atragantaba” porque tenía un estilo un poco country; Kolibrí se sentó con nosotros a ver vídeos durante casi tres horas para intentar que nos acercáramos lo máximo posible a lo que buscábamos. En otra ocasión en la que las cosas no nos terminaban de salir nos mandó de vacaciones. Es una gozada trabajar con él.

David: Nadie nos conoce como Kolibrí, ni a nivel profesional ni personal. Se va a casa con las ideas en la cabeza y siempre vuelve con la solución. Es algo increíble. Después del trabajo que se pegó en el primer disco y el cariño con el que lo hizo teníamos claro que este último lo tenía que producir él.

Iván: Es que es comodísimo trabajar con él. Le da al botón de grabar y crea sin que te des cuenta un ambiente familiar que saca lo mejor de ti. Es uno más del grupo.

Vamos a hablar ahora un poco más a fondo de vuestro No hay historias de fracaso. ¿Tenéis alguna canción que os guste por encima de las demás?

David: Igual dentro de un tiempo y con perspectiva pueda decirte que hay alguna que no me termina de convencer, pero ahora mismo me gustan todas.

Rubén: Cada tema tiene su momento, las canciones no se parecen entre sí, tienen una marca muy personal, también gracias a Kolibrí. Queda mal que lo diga yo, y de verdad que soy muy crítico conmigo mismo, pero este disco me encanta.

Uno de vuestros temas, Una casa en ruinas, cuenta con la colaboración de Pau Donés (Jarabedepalo). ¿Por qué Pau? ¿Cómo ha sido trabajar con él?

David: Todo el mundo veía que era una canción para Pau, y nosotros también nos dimos cuenta. Después El Dromedario contactó con él y le comentamos qué le parecía la idea. La siguiente llamada que recibimos fue la del propio Pau diciendo que le gustaba y que colaboraría encantado. A partir de ahí, y a pesar de estar cada día en una punta del mundo se implicó muchísimo y ha trabajado como el que más.

¿Qué más sorpresas nos depara este disco?

Rubén: Las incorporaciones secundarias. En primer lugar, Fredy Peláez a los teclados, que ya colaboró con nosotros en el primer disco y es una maravilla. Y por otro lado Alen Ayerdi (batería de Marea, Ciclonautas y representante de Robe), que hace un trabajo de percusión increíble. Les destaco porque a veces si no pones bien el oído a lo mejor no les aprecias, pero de verdad que son alucinantes. Si no fuera por ellos el disco no tendría la misma calidad.

Entre las primeras fechas encontramos que paráis en el Extremúsika, el 12 de abril. ¿Os hace especial ilusión este concierto?

Rubén: Sí, nos hace mucha ilusión porque creemos en nuestro trabajo y en el de Dromedario, y porque al final tienes que entrar en estos festivales. Para nosotros, por supuesto, es un honor formar parte de ellos.

David: Es el público quien pone a los grupos y a los festivales en uno u otro lugar. Un festival se puede considerar casi como un acto social en el que la música es un elemento más. En un festival no pagan por ti, no puedes hacer el show completo... A los grupos nuevos les sirve como carta de presentación, así que está claro que es una oportunidad, y tenemos muchas ganas. Pero también queremos pedir a la gente que siga yendo a las salas. Es completamente diferente dar un concierto en una sala que hacerlo en un festival. Estamos contentos, por supuesto, pero hay que tener siempre esa precaución de que un festival no corte el circuito de las salas.

Iván: Es verdad que una sala siempre es más familiar y la gente va a verte a ti. En un festival está todo más marcado, pero también es cierto que los festivales al final son una oportunidad. La gente a lo mejor va a ver, no sé, a Rosendo, y de paso te ven a ti, son un escaparate.

Rubén: Que tu nombre aparezca en el cartel ya es algo positivo.

¿Creéis que el festi tendrá la acogida deseada tras 4 años de parón? (Si contamos la edición de 2014).

Rubén: Sinceramente espero que sí, porque la organización le ha puesto todas las ganas. Por lo que me cuentan estos tíos están locos por lo que hacen y cuando eso pasa las cosas solo pueden salir bien.

Iván: Yo he oído que este año va a ser la hostia porque estarán los Vuelo 505 (risas).

Esta creo que ya me la habéis respondido después de auto declararos fans de los Rolling, pero quiero comprobar si estoy en lo cierto, así que ahí va: ¿Con qué artista os gustaría tocar?

David: Es verdad que nos encantaría tocar con los Rolling o con ACDC (risas), pero al final lo más bonito es tocar con artistas que ya son amigos, como Pau Donés o Ciclonautas.

Rubén: Sí, yo me quedaría también con los Rolling y con Pau Donés.

Hablemos de directos ¿Tenéis pensado hacer algún concierto más de presentación, o cerráis en Zaragoza?

Iván: A eso te puede responder Óscar (El Dromedario).

Óscar: Sí, estamos pensando añadir un par de show cases a la lista. Mandaremos toda la info cuando esté confirmado.

La presentación del disco es en acústico, ¿cambiaréis de registro después?

Iván: Sí, claro. El acústico es para presentar el disco, pero luego habrá que hacer una gira bien guapa con el ampli a tope.

Rubén: ¡Claro! Queremos volver a lo eléctrico, en el Extremúsika ya vamos a hacerlo. Es curioso porque este disco, que es precisamente más así, nos hemos empeñado en pasarlo a acústico… Algo que me gusta mucho es que cada disco tiene un formato diferente. De hecho, nos encantaría poder combinar ambos registros en un concierto.

Por la ilusión con la que habláis de lo que hacéis dejáis entrever que esto no para aquí. ¿Habrá tercer disco?

Iván: Hay Vuelo 505 para rato. Todavía estamos despegando.

David: Cuando te gusta lo que haces no tienen ninguna razón para quedarte en casa y dejar de hacerlo.

¿Una frase para terminar la entrevista a lo grande?

Iván: Repito la de antes en honor a Chema, que no ha podido venir: Esto es rock and roll.

Vuelo 505

Web oficial de Vuelo 505: vuelo505.com

Abril de 2018. Una entrevista de Rubén Rozas

Buscador
Publicidad
Publicidad Rosendo - Ni presunto ni confeso
Banner Rock CD
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - Leyendas del Rock 2019
Publicidad - XXX Concurso Villa de Bilbao
Publicidad - Nuevo disco de Brote
Publicidad - MCD: Abierta Contratacion
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - Nuevo disco de Isabel Marco
Publicidad - Rock City. El espacio cultural de referencia en Valencia
Publicidad - Mis mejores pesadillas. Nueva novela de Luis Punk