F*ck The Censorship 2019

Logotipo Manerasdevivir.com

12 de diciembre de 2018 | Publica tus noticias Necesito que te calles

Entrevista con La Naranja Blossom. Empezando... desde hace tiempo

Noviembre de 2014. Por Kike Turrón & Kike Babas

Parece que la máxima preocupación de Adrián García y Juan Carlos Moya desde que empezaron a colaborar juntos en el 2010 ha sido componer músicas y letras, y no es una misión baladí la que se marcaron en aquel preciso instante. Tras darse a conocer a través de actuaciones en directo y bocetos (maquetas) durante ese tiempo, todo ha quedado concretado en Pequeños lujos de domingo (Warner Music), su primer disco oficial. Os los presentamos en esta entrevista, aunque en persona, ellos te lo cantarán mejor.

Llama la atención que sea una formación bicéfala, con dos nombres propios que comparten autoría y, por supuesto, interpretación. Eso de entrada. La Naranja Blossom (el nombre viene del libro mítico A sangre fría de Truman Capote, concretamente es el cocktail que bebe uno de los personajes de la novela) le dan al rock limpio, pero sin olvidar el romántico lado golfo y nihilista del asunto. Guitarras con garra y savoir faire, sin miedo a expandirse dentro de unas canciones que, por estructura, demuestran el cariño y respeto que esta gente siente por la profesión. Ambos líderes del grupo han sabido escoger una banda que se ha mimetizado con su idea y se han dejado cubrir por el color de su estilo. El disco tiene parajes muy bonitos, como en "Tinta china" o "Generación", partes cómplices como en "Jamaicana con licor" y "El tren de los ateos", rock de raíz que no tiembla en las baladas y que se crece y suda cuando el cuerpo lo pide. Lo suyo viaja entre las alforja de la Creedence, pero también de Los Rodríguez, por citar bandas que, estoy seguro, están en la mesita de al lado de la cama en sus respectivos hogares, en Madrid.

Sois un dúo el que capitanea este proyecto, pero detrás hay más músicos, ¿cómo funciona La Naranja Blossom?

A. Juan Carlos y yo preparamos las maquetas en su estudio casero hasta que cogen la forma que nos convence, para después llevarlas a la sala de ensayo con Senén García (batería) y Juan José Jara (bajo) para darles el empaque y el sonido que toda canción rock necesita, nunca dejamos de componer y de ensayar temas nuevos. Nunca descartamos ningún estilo puesto que escuchamos mucha variedad musical, ya que que siempre hay cosas que aprender que acabamos pasando por nuestra licuadora.

La ciudad está presente en vuestros temas, sus tentaciones, peligros y milagros, ¿vivís la ciudad así?

J. Yo creo que siempre la hemos vivido tal cual la representamos en nuestros temas, con sus altibajos, sus problemas, sus distracciones y lo que luego conlleva todo eso. En nuestras letras intentamos plasmar de una manera sencilla e interior todo aquello que sentimos y que vamos acumulando, en fin, sensaciones, experiencias y alguna que otra anécdota. Desde siempre nos hemos cultivado en la calle, en todos los sentidos musicales. La ciudad siempre estará presente en nuestros temas.

Madrid es una ciudad que va perdiendo parte de su autenticidad, o cada vez cuesta más encontrarla... ¿es culpa de los políticos y sus lavados de cara?

A. Sí, cuando aciertan rápidamente se cuelgan la medallita. Es lógico que cuando la cagan de están manera, podamos criticarles sin pudor. A pesar del estado en que se encuentra el país de la “piel de toro”, aún podemos encontrar sitios que nos hacen sentir vivos como sitios que habitualemente frecuentamos como el Rock Palace Studio, El Backstage, Cambalache, El Lagartijo, el Cocodrilo...

J. La autenticidad también es cuestión de llevarla uno mismo y con la gente que la rodea, nos ha tocado vivir el ahora y hay que afrontarla de la manera más humana de cada uno. El país es lógico y más que evidente que nos está dejando mucho que desear, es cuestión de plantar un poco de cara por parte de cada uno.

Os produce Eugenio Muñoz, un tipo con un gran currículum como productor... ¿Cómo ha sido el contacto, como habéis llegado a coincidir?

J. Con Eugenio llevamos ya unos cuantos años currando y hemos aprendido mucho de él tanto como en el tema musical como en el personal. Cuando le hicimos llegar nuestras demos nos propuso empezar de nuevo la grabación de este, nuestro primer disco. La grabación la realizamos en los estudios Box-Villafranca, con él. Tuvimos manga ancha a la hora de grabar, fue muy libre y bastante natural, sin tapujos. También es lo que queríamos plasmar desde un origen, realidad y crudeza en el sonido.

A. El trabajo exquisito de Eugenio comienza en la mezcla, donde deja claro cómo poner ambientes en las canciones, introduciéndolas de manera natural. También nos hizo salivar bastante en la masterización del disco en los estudios PKO de Madrid.

¿A qué hace alusión el título del disco?

A. En el proceso de grabación de nuestras demos, currábamos prácticamente toda la semana, días y noches agitadas… Los domingos los empleábamos para el descanso de los vecinos. Creemos que hace bastante alusión al título, esos pequeños lujos…

Tenéis el descaro de unos Ronaldos y la dureza de unos Enemigos en algunos temas, ¿os gustan estas comparaciones, va por ahí bien vuestro rollo?

J. Claro, son grupos que están haciendo Rock desde hace muchos años y que lo está haciendo bien. Nos fijamos en ellos como en tantos otros que han formado parte de nuestra adolescencia en este país y que aún les seguimos.

El blues está presente en vuestras canciones, también unas gotas de country, pero el blues está ahí, ¿cómo se os van colando estas influencias?

A. Siempre hemos escuchado y admirado a muchas bandas y artistas de otros países. Como los viejos bluseros americanos y en especial a ese sonido tan característico que siempre estarán presentes, es una música descendientes de esclavos, que cura heridas.

J. Yo empecé a tocar la guitarra desde los 14 años, el blues fue lo que primero aprendí, algunas notas. Algunos pasajes. Aún lo sigo haciendo, puede que esté algo contaminado.

¿Como os dividís el asunto de la composición (letra/música) entre ambos dos?

A. Es bastante anárquico, no tenemos un ciencia exacta para componer… salen. Una idea, un guitarrazo y un poco de whisky.





Buscador
Publicidad
Publicidad Rosendo - Ni presunto ni confeso
Banner Rock CD
Publicidad - Mis mejores pesadillas. Nueva novela de Luis Punk
Publicidad - Nuevo disco de Isabel Marco
Publicidad - Rock City. El espacio cultural de referencia en Valencia
Publicidad - XXX Concurso Villa de Bilbao
Publicidad - Leyendas del Rock 2019
Publicidad - Nuevo disco de Brote
Publicidad - Los Amanece Producciones - Alquiler de furgonetas
Publicidad - GSR Producciones
Publicidad - MCD: Abierta Contratacion